Editorial

Producción nacional

Hay, pues, mucho por hacer y evaluar sobre la base de esta experiencia.

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

09:44 / 05 de enero de 2019

En el marco del pago del segundo aguinaldo, se está incentivando el consumo de productos nacionales. Pese al poco tiempo para su implementación, constituye sin duda una buena iniciativa, cuya implementación podría servir de experiencia para futuras transferencias, con tecnología digital para ampliar sus impactos.

La decisión de destinar el 15% para compras de productos nacionales es una de las novedades de la ejecución del segundo aguinaldo en este año. Adicionalmente, se han diseñado mecanismos como la billetera móvil para los compradores y un registro electrónico de los proveedores.

Lamentablemente no se ha contado con más tiempo para que estos instrumentos sean desarrollados con mayor cuidado, así como también para mejorar y ampliar su difusión entre aquellos que deben utilizarlos. Sin embargo, hay que resaltar el deseo de canalizar directamente una proporción significativa de un beneficio social importante al consumo de bienes producidos en el país. Con ello se garantiza que una parte del impacto distributivo del doble aguinaldo llegue también al frágil sector productivo nacional en todas sus vertientes, y que no solamente vaya a potenciar al sector importador.

Otra dimensión interesante es el uso de dispositivos y plataformas digitales para su puesta en práctica, en un contexto nacional en el que hay una muy baja penetración del uso de instrumentos financieros móviles, a diferencia de lo que ocurre en los países vecinos. Esta podría ser, por tanto, una experiencia relevante, como ya lo son las tarjetas inteligentes del subsidio de lactancia, con el fin de impulsar el desarrollo de esquemas más flexibles, descentralizados e innovadores para la entrega de transferencias monetarias de diversa índole, y para reforzar la utilización de estos dispositivos entre los usuarios.

En varios otros países, los beneficios sociales y las transferencias monetarias suelen asociarse con mecanismos que permiten a los beneficiarios utilizarlos con cierta libertad según sus preferencias y necesidades; pero al mismo tiempo están vinculados con incentivos concretos para el consumo de ciertos tipos de bienes. Esto no sería posible sin la utilización cada vez más acelerada de tecnología digital.

En cuanto a la utilización del 15% del segundo aguinaldo para la compra de productos nacionales, resulta crucial que las características, modalidades y maneras de uso de la billetera digital y de las otras formas para operativizar este beneficio sean informadas pedagógicamente por todos los medios disponibles, al igual que las ofertas de todos los productores nacionales, y no solamente de los más grandes y conocidos. Hay, pues, mucho por hacer y evaluar sobre la base de esta experiencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia