Editorial

Proteger a la niñez

Estos abusos dejan una raíz de rechazo que les impide mantener relaciones sanas y duraderas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 11 de septiembre de 2014

Los niños y niñas son el mayor tesoro de una familia y de la sociedad. Tiernos e inocentes, siempre encarnan la esperanza de un mundo mejor y de mayores oportunidades. Sin embargo, en demasiadas ocasiones se convierten no en los depositarios de nuestro amor, sino de nuestras frustraciones, lo que muchas veces se traduce en acciones deplorables de violencia. 

En el país este lamentable fenómeno está alcanzando ribetes de escándalo. Por ejemplo, de acuerdo con estimaciones de Visión Mundial elaboradas en 30 municipios del país, nueve de cada diez niños, niñas o adolescentes han sido víctimas de algún tipo de violencia, desde maltratos físicos y psicológicos en sus hogares, pasando por violaciones sexuales y acosos en las escuelas, hasta homicidios.

Cuando no acaban con la muerte del infante, muchos de estos maltratos y ultrajes no solo causan heridas físicas, sino que además deja en ellos una raíz de rechazo, cuyos frutos deterioran su salud y les impiden mantener relaciones sanas y duraderas, lo que a la postre deteriora su desarrollo. Esta situación se agrava cuando el abusador es el propio padre. Y es que cuando una niña o un niño son víctimas de las personas que se supone deben darles protección y cariño, su mundo se desmorona. Además de vergüenza, amargura, irritabilidad, condenación y baja autoestima, el miedo se apodera de su vida. Miedo a sus progenitores, miedo a quedar expuestos, miedo a tener amigos, miedo a cometer errores, miedo a todo.

Estos datos deberían llevar a preguntarnos qué estamos haciendo, colectiva e individualmente, para proteger a las niñas y niños bolivianos de la violencia. Si a las cifras antes mencionadas sumamos otras estadísticas y noticias (trata de menores, prostitución, trabajo infantil en actividades difíciles y riesgosas como la zafra o la extracción de minerales), la respuesta causa vergüenza.

Ante esta lamentable situación, Visión Mundial ha decidido implementar una campaña para reducir los índices de la violencia contra la niñez, a través de un trabajo estructurado en alianza con otras ONG, ministerios involucrados en el sector, jóvenes voluntarios, iglesias, líderes comunitarios y todos aquellos que estén dispuestos a contribuir en esta lucha. Además, ha nombrado como embajadores de esta cruzada a periodistas destacados que trabajan en prensa, radio y televisión, puesto que los medios de comunicación tienen el privilegio y la responsabilidad de poder llegar hasta los hogares bolivianos, que es donde deben surgir los cambios para que nuestros niños y niñas puedan vivir una infancia gratificante, lejos de la violencia. 

No es poca cosa lo que está en juego: la diferencia entre ser una sociedad con futuro, capaz de criar con amor a sus niños y respetar sus derechos; o una sociedad anclada en el retraso, gobernada por el odio, la inseguridad y la amargura. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia