Editorial

Rechazo a la violencia

Para nadie es desconocido que el principal problema de Santa Cruz es la violencia.

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 13 de octubre de 2013

Para nadie debe ser desconocido que el problema número uno para la población de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra es la violencia, en cualquiera de sus formas. La última manifestación de esta inquietud ocurrió el viernes último, cuando una multitud se volcó a las calles para exigir un cambio en esta situación. La iniciativa provino del Comité Cívico local.

En efecto, convocada por el Comité Cívico Pro Santa Cruz, la multitudinaria movilización partió desde la plazuela del Estudiante, ubicada en el primer anillo lado norte de la ciudad, desde donde las y los manifestantes caminaron por la calle Libertad hasta llegar a la plaza 24 de Septiembre. El Comité Cívico encaminó la convocatoria a la movilización con el argumento de que se están perdiendo los valores y el amor a la vida. La medida fue apoyada por los empresarios, las unidades educativas y las instituciones públicas. El helicóptero entregado por el Gobierno Nacional para temas de seguridad ciudadana sobrevoló constantemente sobre la columna, que se dirigía a la plaza principal con pancartas.

Entre los compromisos asumidos por la ciudadanía en el acto celebrado al final de la marcha están: amar la vida y defender la familia por encima de todo; censura social a la delincuencia y los delincuentes; rechazo social al narcotráfico y a los narcotraficantes; recuperar los valores morales y principios de convivencia; y, por último, exigir a las autoridades que cumplan con su rol constitucional. Asimismo, se decidió que el 11 de octubre sea declarado Día de la No Violencia en la capital cruceña y se celebre cada año con una marcha.

La causa inmediata para esta movilización y los compromisos que de ella emergieron está en los últimos crímenes perpetrados, en los que, por separado, dos jóvenes fueron asesinados con armas de fuego por delincuentes comunes. Sin embargo, desafortunadamente ya no se trata de casos aislados, sino de expresiones sobresalientes de un estado de cosas que con razón tiene alarmada a toda la sociedad.

Entre las causas estructurales para el constante incremento de la criminalidad y la violencia asociada a ella, las voces de la opinión pública cruceña nombran la enorme brecha entre los más ricos y los menos favorecidos, sumada a los constantes mensajes mediáticos que estimulan el consumismo y asocian el éxito en la vida con el poseer dinero sin importar su origen. El narcotráfico y otras formas de delincuencia organizada, incluyendo bandas de secuestradores, como la recientemente desbaratada, son también causas directas.

Es obvio que acabar con la violencia demandará más que marchas y mensajes de repudio, sin embargo, el que este estado de opinión se haya establecido es la base para que las autoridades se sientan obligadas a tomar medidas así como para que la sociedad les exija actuar en consecuencia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia