Editorial

Recojo de basura

Urge reforzar la educación, para que los ciudadanos no tiren su basura en cualquier lado

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:57 / 13 de octubre de 2015

Recoger basura en El Alto es un trabajo de alto riesgo, y no solamente por la gran cantidad de desechos patógenos y tóxicos que se tiran diariamente en esa urbe, sino también por la irresponsabilidad y desconsideración de no pocos conductores respecto a los peatones; todo ello sumado a la inseguridad que impera en las calles alteñas, especialmente en horas de la madrugada.

Por caso, hace tres meses, Gregorio Cauna, uno de los 970 trabajadores que forma parte de la empresa que se hace cargo del recojo de la basura en la segunda urbe más poblada del país (Trebol), fue asaltado por tres sujetos mientras se dirigía a su fuente laboral a las 04.30. Además de perder todos sus objetos de valor y de recibir una fuerte golpiza, recibió nueve puñaladas. Y al igual que Cauna varios de sus compañeros fueron asaltados, e incluso una barrendera murió ahorcada luego de un atraco, hace dos años, cuando salía de su casa en Senkata rumbo a su trabajo.

Por otro lado, para el supervisor de Trebol, el principal riesgo de los barrenderos de El Alto son los accidentes de tránsito, pues cuando realizan su labor dejan de prestar atención a la circulación vehicular, lo que sumado a la imprudencia de no pocos conductores alteños (tanto del transporte público como particulares), da lugar a accidentes de tránsito en los que siempre llevan la peor parte los peatones. A pesar de ello, afortunadamente hasta ahora no han tenido que lamentar ningún fallecimiento, solamente lesiones a los barrenderos.

Sin embargo, para los trabajadores el principal peligro deviene por el recojo de materiales tóxicos y sustancias patógenas que manipulan diariamente, restos que van desde jeringas, compresas médicas y otros residuos hospitalarios; pasando por baterías y fierros oxidados, hasta animales en estado de putrefacción; incluso en más de una ocasión han hallado cadáveres de neonatos. Y si bien la empresa dota a los recolectores de basura de un equipo de protección (overol, sombrero, barbijo, guantes, botines, escoba, alzador y un bote de basura, además de bolsas verdes y rojas para diferenciar los residuos normales de los patógenos), como ellos mismos señalan, no están libres de sufrir peligrosos cortes que pueden derivar en infecciones de cuidado; además se encuentran vulnerables frente a las enfermedades patógenas que pueden afectar los sistemas respiratorio y digestivo y la piel de las personas.

Frente a este escenario de vulnerabilidad en el que se encuentran las miles de personas que se dedican al recojo de basura no solo en El Alto sino también en el resto de las ciudades, la mayoría mujeres, urge reforzar la educación entre los ciudadanos, de tal manera que no tiren su basura en cualquier lado; junto a sistemas municipales que permitan a la población poder separar y desechar las sustancias peligrosas del resto, así como los materiales reciclables de los que no pueden ser reutilizados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia