Editorial

Redención por la lectura

Subeditorial

La Razón

00:23 / 02 de julio de 2012

El lunes pasado, el Gobierno brasileño anunció la implementación de un plan de lectura piloto para reducir las condenas de los reclusos en las cuatro prisiones federales de ese país. A los reos que lean un libro por mes se les reducirá cuatro días de condena. Es decir, aquellos que consigan leer 12 obras y redactar sus correspondientes informes, podrán ver reducida su condena en 48 días por año. Sólo valen libros de literatura, filosofía, ciencia y clásicos. Para ser aprobados, los informes deben ser escritos con “un uso correcto de los párrafos, estar libre de correcciones y una escritura legible”.

Más allá de las dificultades que se puedan presentar durante su aplicación (siempre cabe la posibilidad de que los internos busquen leer resúmenes o incluso recurran al plagio, práctica cada vez más extendida gracias a internet), se trata de una iniciativa digna de resaltar, en tanto busca ocupar el tiempo de los reos en actividades útiles. Por otra parte, procura cumplir, en cierta medida, una de las funciones intrínsecas de los centros penitenciarios pero que es casi inexistente: la de educar a los reclusos para que posteriormente puedan reinsertarse en la sociedad sin problemas. No obstante, para ello necesitan de un oficio que les permita subsistir honradamente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia