Editorial

Reforestación

Para el futuro próximo, se espera  que cada boliviano plante al menos un árbol al año

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:58 / 23 de mayo de 2014

Entre marzo e inicios de mayo, medio millón de árboles fueron plantados en 17 comunidades del Beni y el norte de La Paz. Es parte del programa de reforestación iniciado en 2012, pero sobre todo es una acción para fortalecer los suelos afectados por las inundaciones. Las comunidades participaron de la siembra y son responsables del cuidado de los árboles.

En efecto, bajo los auspicios del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en el marco del Programa Nacional de Forestación y Reforestación, que tiene como meta plantar 10 millones de árboles cada año y que fue lanzado en 2012, las 17 comunidades norteñas son parte del objetivo de lograr el compromiso de la gente para la protección de los bosques y evitar que el cambio climático afecte de manera negativa el medio ambiente, según explicó el ministro del ramo.

Las lluvias de verano y las consiguientes inundaciones en la zona dejaron más de 60.000 familias afectadas, que en prácticamente todos los casos perdieron sus plantaciones de arroz, yuca, plátano, cacao y cítricos, además de sus viviendas y muchos de sus animales. Aproximadamente 4.000 empleos fueron creados en el proceso de reforestar el norte paceño y el oeste beniano.

La población de las comunidades involucradas se dedica a la pesca y caza, además de la agricultura familiar. Fueron ellas quienes hicieron el trabajo de siembra, lo cual les redituó algunos ingresos económicos, y serán las responsables de cuidar los plantines hasta que tengan un tamaño suficiente para no necesitar protección humana. La variedad de árboles sembrados incluye especies como laurel, ceibo, roble, trompillo, matapalo, alcanea y playero.

Según explicó el Ministro de Medio Ambiente y Agua, “las lluvias y la crecida del río causaron problemas en las orillas de las zonas, pero con el enraizamiento de las nuevas plantas la tierra quedará sólida y evitará los desprendimientos que se han dado por el remojo”, y es precisamente ése el efecto que se busca, no solo en el norte paceño, sino en toda la región amazónica y de los valles, cada vez más susceptibles a los efectos del cambio climático. Para el futuro próximo, la autoridad espera lograr que cada boliviano plante al menos un árbol al año. Esta idea permitirá que no solo en los lugares arrasados por la furia de la naturaleza, sino también aquellos dañados por obra humana, vuelvan a crecer árboles, que brindan una protección ambiental muchas veces destacada en esta misma página.

Es, pues, una iniciativa que merece no solo ser aplaudida, sino sobre todo apoyada y estimulada. El Gobierno ha echado a andar un proceso que debe fortalecerse, lo cual se logrará con un creciente compromiso de toda la población, particularmente en los centros urbanos, donde es poco frecuente que las personas reconozcan el valor de los árboles en su vida cotidiana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia