Editorial

Refugiados

Tanto EEUU como los países europeos son también responsables de esta  ola de refugiados

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:13 / 09 de septiembre de 2015

El fin de semana, luego una prolongada espera en Hungría y de haber puesto en riesgo su vida y su salud en una arriesgada travesía por el Mediterráneo, cerca de 15.000 refugiados lograron arribar a Alemania, quienes se suman a los más de 350.000 desplazados que se han presentado en las puertas de la Unión Europa desde comienzos de año solicitando asilo.

Se trata de un afortunado, pero muy pequeño, porcentaje de refugiados que hoy tiene la posibilidad de soñar con un futuro mejor, y no solamente porque la mayoría de los desplazados se encuentran actualmente en campos de acogida, principalmente en Grecia, Italia y Hungría (viviendo en condiciones deplorables), sino también y sobre todo porque representan un ínfimo número en comparación a las millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares por causa de la guerra en Siria y la violencia del Estado Islámico (EI), entre otras razones.

No sobra recordar que el EI es una consecuencia directa de la invasión estadounidense y de sus aliados occidentales contra Irak en 2003, primero, y después de la absurda decisión norteamericana de disolver el Ejército iraquí y desmantelar su democracia. El resultado fue una población sunita enfurecida (y en armas) que comenzó una insurrección antichiita, hoy conocida como Estado Islámico.

Tampoco sobra recordar que, como bien ha señalado Carlos Antonio Carrasco en uno de sus artículos publicados en este diario (18.07.2015), los países de Medio Oriente como Siria, Líbano, Jordania o Irak no son sino una imposición “trazada por el acuerdo franco-británico Sykes-Picot (1916), cuyo objetivo era colonizar a su antojo el mundo árabe ante la implosión del imperio otomano”, a través de reinos, dictaduras y Estados artificiales sin cohesión interna alguna, pero sumisos y serviles a los intereses de Occidente, principalmente de Francia y del Reino Unido.

Y ahora que estos Estados fallidos han colapsado, sus pobladores no han asumido sus identidades nacionales (iraquí, siria), sino las más antiguas: la chiita, sunita, kurda y árabe. De allí que tanto Estados Unidos como los países europeos son también responsables de esta ola de refugiados en busca de un futuro mejor, alejado de la guerra, la persecución y el hambre.

Por ello, la demanda enunciada por las organizaciones internacionales, la ciudadanía y los refugiados en particular para que la Unión Europea implemente una política conjunta que haga frente a esta crisis, a tiempo de aumentar la ayuda occidental para promover el desarrollo en los países víctimas de la guerra y la pobreza (a fin de estabilizar in situ las poblaciones), más que una concesión es un deber y una imperiosa necesidad para propios y extraños. De lo contrario, la UE entrará en una insostenible espiral de militarización de sus fronteras, que convertirá a este mundo en uno más violento y peligroso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia