Editorial

Registro de abogados

Cabe la posibilidad de que algunas denuncias respon-dan a afanes de venganza

La Razón / La Paz

00:43 / 10 de febrero de 2012

Días atrás, el Viceministro de Justicia anunció que se está trabajando en un proyecto de decreto supremo que complementará al DS 100, de 2009, que dispuso la creación de un registro público de abogados en reemplazo del existente en su respectivo colegio de profesionales. La idea es contar con una base de datos para identificar públicamente a los malos abogados.

Según la citada autoridad, se pretende que las y los abogados acusados por distintas irregularidades en el ejercicio de su profesión sean parte de un “registro de antecedentes”, que será publicado en internet, además de la aplicación de otras sanciones que podrían consistir incluso en la suspensión temporal y hasta definitiva de aquellos juristas que sean denunciados por su mala praxis profesional.

Este decreto complementario contempla la apertura de ventanillas de recepción de denuncias en los estrados judiciales de todo el país, donde los litigantes, fiscales o jueces deberán formalizar sus quejas para iniciar un proceso legal-administrativo. No queda claro si la publicación del nombre de la persona denunciada será antes o después de dicho proceso. Asimismo, se anunció que el registro no sólo contemplará a juristas que ejercen de forma particular la profesión, sino también a quienes se desempeñaron en instituciones públicas y fueron destituidos por presuntas irregularidades.

Previsiblemente, el Colegio Nacional de Abogados se pronunció en contra de la iniciativa, asegurando que se estaría quitando facultades a los tribunales de honor que existen en los nueve departamentos desde 1974, cuando el Código de Ética de la profesión fue elevado a rango de ley. Al respecto, el viceministro afirmó que esas instancias no han cumplido el fin para el que fueron creadas, y una muestra de ello es que desde 2009 llegaron al Ministerio de Justicia más de 300 denuncias verbales y escritas.

Si bien es un lugar común referirse peyorativamente a la profesión del abogado, debido precisamente a la cantidad de ejemplos de mala praxis y abusos en que incurren algunos juristas, no es menos cierto que probablemente la mayor parte de ellos son profesionales probos, cuyo desempeño se enmarca en los más valiosos postulados éticos, comenzando por el hecho que su oficio consiste, esencialmente, en defender a toda persona, incluyendo a los criminales, que como todos los demás, tienen el derecho a un justo juicio y a la defensa.

El problema, pues, se plantea con la posibilidad de que algunas denuncias respondan más a afanes de venganza de quienes hubieran sido afectados por un fallo adverso o alguna otra forma de acción jurídica. Será necesario, entonces, desarrollar una completa y meticulosa reglamentación para el proceso que va desde la denuncia, pasa por la investigación y llega a la publicación del nombre y, si corresponde, la sanción.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia