Editorial

Regulación del consumo de sal

La Razón (Edición Impresa)

03:38 / 13 de febrero de 2015

Según estimaciones del Ministerio de Salud, en promedio los bolivianos consumen siete gramos de sal cada día, dos más de lo que recomienda la OPS. No se trata de un dato menor, sobre todo si se toma en cuenta que la ingesta excesiva de cloruro de sodio puede ocasionar peligrosas enfermedades: infartos, problemas en los riñones, presión arterial (la principal causa de muerte en el mundo) y hasta cáncer de estómago. Conscientes de estos riesgos y de los malos hábitos alimenticios de su población, la Alcaldía de El Alto ha anunciado su intención de promulgar una ley para regular el consumo de sal. Entre otras medidas, la norma prohibirá que los restaurantes y patios de comida coloquen saleros en las mesas. Además, deberán instalar carteles advirtiendo sobre las consecuencias de esta práctica.

Se trata sin duda de una loable iniciativa. Empero, para que tenga éxito, antes que regular el consumo de sal en los restaurantes se debería invertir en políticas de largo aliento, orientadas a modificar los hábitos alimenticios de la población, que en las últimas décadas ha adquirido la costumbre de comer fuera de sus hogares y a ingerir alimentos procesados, que son precisamente los que más sal contienen. Y esto pasa necesariamente por romper esquemas e inculcar desde el hogar la importancia de tener una dieta sana. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia