Editorial

Relaciones con Perú

La Razón (Edición Impresa)

23:39 / 17 de junio de 2016

Las cartas están echadas. El tecnócrata Pedro Pablo Kuczynski asumirá como nuevo presidente de Perú el 28 de julio. Este economista llega al sillón de la Casa de Pizarro con el desafío de entablar una relación proactiva con la oposición, liderada por el fujimorismo, que además controlará el Congreso.

Desde Bolivia se espera reactivar la agenda construida sobre la base del gabinete binacional que sesionó por primera vez en Puno, aunque también existe expectativa sobre la estabilidad política del vecino país, precisamente porque la iniciativa no será patrimonio del Ejecutivo, especialmente en cuestiones de Estado que tienen que ver con el desarrollo de las relaciones bilaterales. La composición del Congreso peruano, que es unicameral, también es de interés para las autoridades de Bolivia, puesto que allí está, desde hace seis años, el acuerdo ampliatorio del pacto de Ilo, un entendimiento bilateral que requiere la ratificación del Legislativo.

En la relación bilateral, las autoridades peruanas han priorizado la lucha contra las drogas, un asunto que silenciosamente avanza en la frontera amazónica; mientras que Bolivia espera mejorar sus condiciones de acceso a los puertos del Pacífico. En cualquier caso, sería saludable que Kuczynski ratifique el temario y apueste por la confianza.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia