Editorial

Reprochable vandalismo

La Razón (Edición Impresa)

00:15 / 31 de agosto de 2017

El martes, contra toda lógica, el odio y la ignorancia de unos cuantos decidió estrellarse contra el servicio municipal de transporte de La Paz y sus pasajeros, pese a que éstos no tenían ninguna relación con el origen de tales sentimientos. Nos referimos a la reprochable apedreada que sufrieron dos buses PumaKatari y las personas que se encontraban en su interior perpetrada por transportistas y comunarios de Mecapaca, quienes en el momento de la agresión se encontraban interrumpiendo el tráfico vehicular en el barrio paceño de Obrajes en demanda de la ampliación de la carretera de ingreso a su municipio.

Es decir que ni los buses apedreados (los cuales terminaron con parte la carrocería abollada y las ventanas destrozadas), ni los pasajeros agredidos (en particular una mujer de 70 años que sufrió una contusión en su ojo derecho, una joven de 23 años a la que un vidrio le provocó un corte en una oreja y otro pasajero que terminó con una esquirla en la nariz), ni los ciudadanos que se vieron afectados por el bloqueo de calles tenían relación alguna con la demanda de los mecapaqueños, ya que es competencia de la Alcaldía de su municipio, en coordinación con la Gobernación, resolver la ampliación vial que exigen.

Cuesta entender que algunos individuos conciban la agresión y la vulneración de los derechos de otras personas como medidas legítimas de protesta. Un comportamiento en verdad repudiable que no debe ser tolerado, y cuyas manifestaciones/delitos deben ser sancionados con todo el rigor de la ley.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia