Editorial

Restricción vehicular

La congestión vial es sin duda uno de los mayores problemas que hoy enfrenta El Alto

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:56 / 20 de mayo de 2014

La congestión vial es sin duda uno de los mayores problemas que hoy enfrenta El Alto. Además de la toma de calles y avenidas por parte de los vecinos para convertirlas en mercados o en “salones” de fiesta, el exceso de automóviles, el estacionamiento indiscriminado, la falta de respeto hacia las normas y la circulación de motorizados pesados explican en gran medida este caos vehicular.

A solicitud de los vecinos de esa urbe, aquejados en extremo por uno de los peores males de la modernidad, el Gobierno Municipal decidió implementar un plan vial desde ayer. La medida establece un área de restricción delimitada por 12 vías, entre calles y avenidas, que se encuentra en inmediaciones de la Ceja. Durante la semana, desde las 08.00 hasta las 20.00, los automóviles (públicos y privados) no podrán circular una vez al día en función al último dígito de su placa. Tampoco se podrá estacionar dentro de esa área, y ningún coche pesado podrá ingresar entre las 06.00 y las 22.00. Las multas para quienes infrinjan esta ordenanza serán similares a las que se aplican en el centro de la sede de gobierno.

Como era de suponer, los choferes sindicalizados están aprovechando la coyuntura para hacer prevalecer sus demandas particulares. Han amenazado con no acatar esta medida e implementar bloqueos a menos que se eleven las tarifas del transporte público en 50 centavos. Al respecto, cabe señalar que estos señores se equivocan, de cabo a rabo, al tratar de imponer condiciones para cumplir esta necesaria restricción.

Un menor número de automotores, más orden y menos vehículos pesados en las calles más congestionadas de El Alto no solo mejoraría el flujo vehicular y la calidad de vida de los ciudadanos, sino también y sobre todo las condiciones en las que operan los transportistas, obligados   a lidiar diariamente con las aglomeraciones, el humo de los escapes, la escasez de pasajeros y el mal humor de la gente.

Además, están dando pie a que el resto de los actores involucrados también desconozcan el plan vial. En efecto, los afiliados del transporte pesado también han anunciado su oposición, alegando que van a perder mucho tiempo con la mentada restricción, al tener que modificar sus rutas utilizando vías alternas más alejadas del centro de la ciudad. Argumento que linda con lo absurdo, y solamente pone en evidencia la mezquindad y la falta de cultura ciudadana de quienes lo esgrimen.

Volviendo a los choferes sindicalizados, cuesta creer que este grupo sea incapaz de comprender que, con esta medida, los más beneficiados van a ser ellos. En cuanto al Gobierno Municipal de El Alto, no le queda sino mantenerse firme y poner en práctica este plan. Y es que no solo la gobernabilidad de esa urbe —bastante débil por cierto— está en juego, sino también y sobre todo la salud y el tiempo de la población alteña y de todos los paceños que están obligados a transitar por esa urbe.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia