Editorial

Retorno de Cossío

La Razón (Edición Impresa)

04:06 / 23 de febrero de 2013

En su extensa carta argumentando las razones para no renunciar, el gobernador suspendido de Tarija, Mario Cossío, aseguró que había sido víctima de un golpe y que Bolivia vivía en una dictadura. Tanto el golpe como la dictadura eran atribuidos al presidente Morales. Y daba a entender que “en tanto permanezca la dictadura” no habría condiciones para restituir, con él, la democracia. Ahora, menos de tres meses después, dice que quiere volver.

Es evidente que las cosas han cambiado y que la resolución del Tribunal Constitucional en torno a cuatro artículos de la Ley de Autonomías abrió el camino para la restitución de autoridades suspendidas. Es una buena noticia, pues se renueva el principio de presunción de inocencia. La otra buena nueva es que Cossío tendrá que desmentir, o al menos matizar, sus afirmaciones sobre la “dictadura”, pues su retorno mismo demostrará que no existe.

Pero lo más relevante tiene que ver con la forma en la que se reconfigurará el poder regional en Tarija, modificado desde que Cossío fugó a Paraguay y la gobernación fue ocupada por el MAS y aliados. También es fundamental saludar el posible retorno de Cossío, toda vez que podrá rendir cuentas ante la Justicia, en el terreno, por los procesos instaurados en su contra. La democracia gana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia