Editorial

Retroexcavadoras en el Cerro Rico

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 25 de diciembre de 2016

Tras cinco siglos de explotación minera ininterrumpida, se sabe que al menos 140 hundimientos carcomen actualmente la estructura cónica del Cerro Rico de Potosí; y que hace cinco años apareció en la cúspide un hueco de 6,6 metros de diámetro y 50 de profundidad. Ante esta lamentable situación, que ha puesto en riesgo uno de los baluartes históricos y simbólicos más importantes del país, en 2014 las autoridades locales y nacionales decidieron restringir la explotación minera por encima de los 4.400 metros, y reubicar a los cooperativistas a otras áreas. Sin embargo, una reciente denuncia del Comité Cívico Potosinista respecto a la presencia de dos retroexcavadoras a tan solo 100 metros de la cúspide viene a alertar que esta determinación no se está cumpliendo a cabalidad. No sobra recordar que el Cerro Rico de Potosí es una reliquia histórica de valor incalculable para el país y el mundo. Sus entrañas se erigen como testigos del origen y el desarrollo de Bolivia como Estado independiente. Asimismo, en sus bocaminas y demás compartimientos se hallan inscritas la injusticia, la miseria y la explotación que significó la minería colonial; pero al mismo tiempo manifiestan una belleza artesanal que solo las manos experticias de antaño podían alcanzar. De allí que su preservación debería ser una prioridad nacional.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia