Editorial

Robo de mineral

Merece mayor atención y una acción decidida, porque se trata de recursos públicos.

La Razón (Edición Impresa)

03:15 / 23 de febrero de 2017

El 9 de febrero, un enfrentamiento entre policías, militares y jucus (ladrones de mineral) sirvió como prueba y alarma de una realidad que afecta a Huanuni: cada día son robadas varias toneladas de estaño que es extraído de la mina y hasta ahora no hay fuerza capaz de ponerle freno a esa delictiva actividad; por el contrario, parece que la misma crece.

En efecto, el Secretario General del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni explicó a este diario que los jucus están bien organizados, que ingresan a la mina en grupos de varias decenas, habitualmente encabezados por personas armadas, para robar el mineral que ha sido producido en los parajes. Se cree que hay grupos de “inteligencia” que les informan de dónde está el mineral producido durante el día y existe la sospecha de que se trate de excooperativistas.

De acuerdo con la información recogida de los trabajadores de Huanuni y de sus familiares, en el pueblo minero hay grupos de jucus de entre 20 y 100 personas que invaden los parajes armados para, de forma prepotente, saquear la carga producida. Los datos de la administración y del sindicato señalan que los ladrones ingresan a la mina por el sector de Cataricagua (antigua carretera a Llallagua) y Duncan, que está en la parte alta del cerro Posokoni. Asimismo, se sabe que en la zona hay ingenios clandestinos donde se concentra el mineral robado.

Por su parte, el Alcalde de Huanuni declaró en la Gobernación de Oruro que el robo de mineral creció significativamente en los últimos años y que existen hasta 50 grupos delincuenciales de este tipo. Confirmando el dato, el Gerente de la Empresa Minera Huanuni denunció que la pérdida económica por el juqueo asciende a $us 2 millones mensuales. El dirigente sindical precisa que la pérdida equivale a una cantidad de entre 150 y 160 toneladas métricas finas de mineral que son robadas cada mes, es decir que cada noche se pierden entre dos y cinco toneladas de producción.

El gerente de la empresa agregó que la seguridad de todo el yacimiento estañífero está a cargo de 70 personas que vigilan en turnos y patrullan en grupos de entre cuatro y cinco personas; obviamente, de darse un enfrentamiento, estarán en desventaja frente a los malhechores. Naturalmente, tanto los mineros y la empresa, como el Gobierno Municipal y otras instituciones de Huanuni han pedido al Gobierno tomar cartas en el asunto; sin embargo, hasta ahora la única respuesta ha provenido del Ministerio de Minería, que anunció que habrá mayor control a las empresas dedicadas a la compra de mineral.

Es, pues, un asunto que merece mayor atención y una acción decidida, pues de otro modo no solo se está permitiendo un sistemático robo que está enriqueciendo a unos cuantos, sino que se trata de recursos públicos que deberían ser mejor resguardados. No hacer algo al respecto es como dar licencia a los jucus.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia