Editorial

Sal, yodo y salud

La Razón / La Paz

00:03 / 27 de abril de 2012

Un estudio del Gobierno Municipal de La Paz determinó que de las 19 marcas de sal que se comercializan en dos de los macrodistritos más poblados de la ciudad (Max Paredes y Cotahuma), solamente seis cumplen la normativa que establece la cantidad de yodo que deben tener: entre 40 y 80 microgramos por kilogramo. Las marcas que aprobaron el examen son: Amadito, Blanquita, Copisal, Perla Andina, Purasal y Universo. El resto tiene un porcentaje menor al estipulado, el caso por ejemplo de La Universal (35%); incluso hay una que no posee nada de yodo: La Reyna.

Si bien la falta de este mineral no es la única irregularidad detectada (también se estableció que algunas empresas o distribuidoras venden el producto con un peso menor al ofrecido), es las más preocupante. En efecto, la falta de yodo afecta seriamente a la salud, pues es la principal causa del bocio (una perturbación en la glándula tiroides), y que repercute en el desarrollo físico y mental de las personas. Los daños más severos de esta perturbación son el retraso mental, el cretinismo y la mortalidad perinatal. Por el bien de la población, es de esperar que se mejore y ajuste el control de los niveles de yodo en la sal; y no sólo para corregir los déficits sino también los excesos, pues éstos también pueden ser dañinos para la salud.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia