Editorial

San Juan sin humo

Aún son muchos los que prefieren no entender las consecuencias de encender fogatas.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 22 de junio de 2013

Mañana se celebra la noche de San Juan, una fiesta de origen cristiano relacionada con el solsticio. Por sus nocivos efectos en la salud y el medio ambiente, desde hace varios años, la Alcaldía paceña se propuso combatir la costumbre de prender fogatas. Cruzada que ha dado muy buenos resultados y que este 2013 se reproducirá en otros municipios del país.

En efecto, según estimaciones del Gobierno Municipal de La Paz, cuando se inició esta campaña, en 2004, la contaminación producida por las quemas y los fuegos artificiales logró ser reducida en 12%. Siete años más tarde, en 2011, esta reducción ascendió al 78%; y se espera que para este 2013 la disminución sobrepase el 85%.

Más allá de las cifras, los resultados han sido evidentes. Basta recordar los años precedentes, cuando al día siguiente el cielo amanecía oscuro, la atmósfera contaminada y las bajas temperaturas confirmaban que el 24 de junio era, efectivamente, el día más frío del año. Pero no precisamente por la posición de la Tierra respecto al Sol, sino por los gases de efecto invernadero que impedían la llegada de los rayos solares.

Sombrío panorama que se traducía (y aún se traduce, pero en menor medida) en el incremento de enfermedades respiratorias y conjuntivitis entre los sectores más vulnerables de la población. De igual manera, la naturaleza sufría los azotes del desenfreno incendiario de San Juan, pues no eran pocos los que acostumbraban quemar no sólo madera, sino también todo tipo de materiales, muchos de ellos tóxicos, como plásticos o llantas.  

Si bien estas costumbres no han sido completamente suprimidas, durante los últimos años gran parte de la población comprendió, por fin, que las hogueras y los fuegos artificiales no son tan inofensivos como se piensa, sobre todo si se encienden por miles y al mismo tiempo. De todas maneras, en el país aún son muchos los que prefieren no entender las consecuencias de tales costumbres.

De allí que aún sean necesarios controles, multas y campañas de concientización. Al respecto, cabe destacar la campaña que la Alcaldía paceña implementa este 2013 con el nombre de “Wara wara jawira” (ríos de estrellas), con la organización de ferias y actividades alternativas al encendido de hogueras, en los diferentes macrodistritos de la urbe, con el fin de recuperar el festejo de San Juan pero sin contaminar.

Asimismo, huelga resaltar el respeto cada vez mayor por el medio ambiente en la ciudad de El Alto, cuyo Gobierno Municipal este año promueve el operativo “Un San Juan sin humo por un medio ambiente sano”, en el que participarán más de 2.000 funcionarios ediles, a fin de evitar el encendido de fogatas y fuegos artificiales. Costumbres atentatorias contra la salud y el medio ambiente, que esperemos pronto sean erradicadas en todo el territorio nacional.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia