Editorial

Sanidad emocional

La Razón / La Paz

00:03 / 28 de agosto de 2013

Pocos son los maltratos que causan tanto daño como el abuso sexual de un padre contra su hija. Cuando una niña es víctima de la persona que se supone debe darle protección y cariño, su mundo se desmorona. Crece en ella una raíz de rechazo, cuyos frutos menoscaban su salud física y le impiden mantener relaciones sanas y duraderas. Además de vergüenza, amargura, irritabilidad, condenación y baja autoestima, el miedo se apodera de su vida. Miedo a su padre, miedo a quedar expuesta, miedo a tener amigos, miedo a cometer errores, miedo a todo. 

De allí la importancia de asegurarse que hombres como el exdiputado Justino Leaño, condenado a 23 años de prisión por abusar a su hija desde que era niña, hoy prófugo, cumplan su condena. Y no sólo para evitar que sigan causando daño, sino también porque el ejercicio de la Justicia resulta imprescindible para que muchas víctimas puedan seguir adelante con su vida.

Adicionalmente, las personas que han sufridos abusos necesitan atravesar un proceso de sanidad emocional, comprender que su vida vale, y mucho, y que tienen un Padre celestial que las ama y puede vendar sus heridas, sanar su corazón y abrir las puertas de sus prisiones; en suma, darles lo que su progenitor no pudo: gozo en lugar de luto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia