Editorial

Secuestro de inmigrantes

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 29 de agosto de 2018

De un tiempo a esta parte, las organizaciones criminales han perdido cualquier escrúpulo con tal de diversificar sus fuentes de ingreso, sin manifestar ningún reparo por la vida o la dignidad de la gente. El mejor ejemplo de ello es el alarmante auge de la trata y tráfico de personas en el mundo. Un macabro negocio que se ensaña particularmente con los sectores más vulnerables de la población.

Y es que además de reclutar a personas de escasos recursos, varones y mujeres de todas las edades, con fines de explotación sexual y laboral, los criminales procuran extorsionar a sectores que se encuentran al margen de la ley, conscientes de su poca predisposición de buscar ayuda policial cuando son víctimas de algún delito. Tal es el caso de los migrantes, que suelen ser extorsionados mientras se trasladan de un lugar a otro en busca de mejores oportunidades.

Por ejemplo, el pasado fin de semana la Policía mexicana rescató a 22 inmigrantes, entre ellos ocho menores y seis mujeres, secuestrados en el estado de Chiapas mientras se dirigían a Estados Unidos por narcotraficantes, quienes los retuvieron durante varias semanas en condiciones infrahumanas a la espera de que sus familiares paguen un rescate por su liberación.

Se trata de un drama humanitario que pone en relieve los macabros efectos de condenar la migración en el mundo, dejando a cientos de miles de personas a merced del crimen organizado, en lugar de procurar aprovechar de manera legal la riqueza migratoria, respetando de paso los derechos humanos no solo en los discursos, sino también en la práctica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia