Editorial

Servicio exterior

Considerando la importancia de la Cancillería, la revelación debe causar preocupación

La Razón / La Paz

00:26 / 28 de junio de 2013

El miércoles, en ocasión de la posesión de los viceministros de Gestión Institucional y Consular y de Comercio Exterior, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Presidente del Estado denunció que en la Cancillería hay servidores que conspiran y que entregan información a la Embajada de Estados Unidos en Bolivia. El acto no puede tomarse como una simple anécdota.

En efecto, el Primer Mandatario acudió al acto para revelar que hay servidores públicos que entregan información a la misión diplomática de EEUU. “¿Cómo podemos vender documentación que tiene nuestra Cancillería, si aquí venimos con el compromiso de trabajar para Bolivia?”, se preguntó el Presidente, dando a entender que la información reservada es comercializada. Después de su sorprendente denuncia, pidió al Canciller que revise su equipo de trabajo para evitar que continúen la supuesta conspiración y la venta de información. “Creo que esos hermanos y hermanas que trabajan así no merecen, hermano Canciller, estar aquí”, manifestó.

Considerando la importancia estratégica que tiene el Ministerio de Relaciones Exteriores para cualquier Gobierno, la revelación del Mandatario debe causar preocupación, pues si bien Bolivia no está en conflicto con ningún otro país del mundo, la Cancillería sí tiene asuntos de evidente carácter estratégico, comenzando por la demanda instalada en la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, en contra de Chile, o el manejo de las relaciones bilaterales con EEUU.

Asimismo, el Jefe del Estado se refirió a la persistencia de una “mentalidad colonial” y un “comportamiento señorial” entre algunos servidores de ese ministerio. Al respecto, cabe mencionar que desde el inicio mismo de la gestión de gobierno, importantes cambios se produjeron en el servicio exterior boliviano, empezando por el reemplazo de la mayoría de las y los embajadores y diplomáticos “de carrera”, continuando con el establecimiento de un nuevo enfoque llamado “diplomacia de los pueblos”, y culminando con el establecimiento de una nueva escuela de formación diplomática con un fuerte componente descolonizador, todo ello precisamente para cambiar la imagen de la diplomacia boliviana.

Por esa misma razón, también, en un principio menudearon las críticas al modo en que se estaba enfocando la gestión diplomática del país. Sin embargo, a la luz de lo recientemente denunciado (que aún necesita evidencia para ser completamente probado), como lo ha reconocido en su discurso el Mandatario, fue una decisión acertada que, por lo visto, debe ser profundizada.

No es fácil la tarea que tiene el Canciller delante suyo. En una institución tan grande como la Cancillería, encontrar a los funcionarios que están dispuestos a traicionar los intereses del país no necesariamente es fácil, y mucho menos removerlos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia