Editorial

Sida y discriminación

Para nadie es desconocido que contraer el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), implica, además de quedar expuesto a toda clase de enfermedades que provocan el deceso de la persona infectada, convertirse en víctima de las peores formas de discriminación, fundadas en la ignorancia y el temor.

La Razón / Editorial

00:18 / 01 de diciembre de 2011

Por ello, hoy, Día Internacional de la Prevención del VIH/Sida, es la ocasión apropiada para que la sociedad toda reflexione no sólo sobre la infección y las enfermedades que acarrea, sino fundamentalmente sobre el devastador efecto que tiene en las personas que viven con el mal cualquier forma de discriminación y en particular la segregación.

En efecto, entre 2007 y 2009, el Defensor del Pueblo confirmó en sendos estudios que la sociedad boliviana reconoce a las personas con VIH/Sida como el grupo más discriminado de la sociedad. Este año, un nuevo estudio sobre la vida de estas personas, realizado por la Asociación Vivo en Positivo, en coordinación con la Red Nacional de Personas Viviendo con VIH/Sida, con el apoyo de Trocaire y Terre de Homes, arroja nuevos datos.

El informe revela que la principal preocupación de las personas que viven con VIH/Sida es la discriminación que sufren en sus hogares, en hospitales y en sus fuentes de trabajo por falta de información y de políticas estatales y regionales. A partir de los testimonios recogidos, llama particularmente la atención el rechazo que sienten las personas que viven con el virus de parte de su familia. También evidencia que la falta de información sobre cómo se transmite el virus provoca casos extremos de discriminación y aislamiento.

El estudio también revela que el 43% de las personas con VIH es la fuente principal de sustento económico de sus familias; el 23% comparte la responsabilidad económica con su cónyuge; el 24% depende del sustento de sus padres; y sólo el 3% de los encuestados declaró tener una situación económica estable y muy acomodada. Además, el 34% vive en un ambiente alquilado y el 37% tiene más de un hijo que depende de él o ella.

Recomienda el informe que las autoridades responsables apliquen políticas para evitar que los pacientes abandonen los centros hospitalarios, lo cual pasa por erradicar la profunda discriminación de que son objeto por parte de médicos, paramédicos y demás internos. También aconseja favorecer la reflexión de este grupo poblacional sobre la nueva estructura normativa del país para adaptar sus iniciativas a ella, buscando incidir en todos los niveles de gobierno.

Hay, pues, mucho que hacer, para evitar la propagación del VIH, así como la discriminación que empeora la vida de los infectados. Las tareas le corresponden al Estado, pero sobre todo al grueso de la sociedad, que debe aprender a discriminar menos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia