Editorial

Soberanía en el Silala

La iniciativa de aprovechar las aguas del Silala es necesaria, pero también polémica

La Razón / La Paz

02:47 / 19 de octubre de 2012

A principios de mes, confirmando un aviso hecho en abril, el Gobernador de Potosí anunció que en días más comenzará la ejecución de obras para la construcción de un criadero de truchas con aguas del Silala, manantial cuyo cauce ha beneficiado exclusivamente a Chile desde hace un siglo. La iniciativa, que es una entre varias, es necesaria, pero también polémica.

En efecto, una pregunta que propios y extraños se han hecho reiteradamente cada vez que el tema de las aguas del Silala ingresa a la agenda pública es por qué Bolivia nunca las ha aprovechado de alguna manera, mientras que Chile, gracias a un acueducto artificial construido a inicios del siglo XX por la ya desaparecida Bolivian Railway Company, sí lo hace, y no para cualquier cosa, sino para abastecer del líquido elemento a la mina Chuquicamata, considerada el más grande yacimiento de cobre en el mundo y base de la economía del vecino país.

Así, es evidente que los proyectos de piscicultura, riego, generación de energía hidroeléctrica, y eventualmente embotellamiento de agua y hasta canalización del líquido hacia la Laguna Colorada para evitar que se seque, son parte de una agenda que debía haberse desarrollado mucho tiempo atrás, como respuesta al reiterado lamento por la actitud del vecino país, donde se afirma que las aguas que brotan del manantial ubicado en el cantón Quetena son en realidad un río binacional.

Cabe recordar que se ha demostrado que el Silala de río no tiene nada, pues si las aguas corren hacia el lado chileno de la frontera es gracias al embalse ya mencionado, lo cual posibilitó en 2009 un acuerdo entre ambos países, mediante el cual Chile se comprometió a pagar el 50% de las aguas que recibe, mientras una instancia imparcial dictamina si se trata de un manantial o un río. El acuerdo, sin embargo, nunca fue firmado debido, paradójicamente, a la oposición del Comité Cívico Potosinista, que demandó el pago del 100% de la deuda o nada.

Previsiblemente, la Cancillería chilena salió por sus fueros, y aunque la respuesta no tuvo el mal tono empleado semanas atrás para referirse al discurso del Presidente boliviano en la Asamblea General de la ONU, pidió a su Consulado General obtener información sobre el proyecto de la Gobernación potosina, habida cuenta que, según ellos, Chile tiene soberanía “sobre el cauce inferior” de las aguas.

Así, con el inicio de las obras anunciadas, que durante un tiempo implicarán una reducción del volumen de agua que Chile recibe, Bolivia estará dando un paso de trascendencia histórica en materia de soberanía, pues se trata no sólo de aprovechar en favor de la población de la zona el valioso recurso, sino sobre todo un poderoso mensaje al vecino país, que bien haría en retomar el diálogo sobre la agenda de 13 puntos, incomprensiblemente suspendido hace tiempo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia