Editorial

Taxis piratas

Son frecuentes las quejas por la falta de suficientes taxis para atender a todos los viajeros

La Razón / La Paz

01:51 / 17 de enero de 2012

En el aeropuerto de El Alto, choferes sindicalizados denunciaron la presencia de taxis piratas que operan en la terminal aérea, muchos de ellos supuestamente con el propósito de asaltar a los pasajeros. Si bien la División Propiedades de la fuerza anticrimen alteña asegura no tener registradas denuncias de esta naturaleza, no significa que éstas no se hayan presentado.

En efecto, se sabe que no todas las víctimas de asaltos o secuestros exprés denuncian estos hechos a la Policía. En parte porque consideran tal acción como una pérdida de tiempo, ante los magros resultados manifestados por las investigaciones (a pesar de los cientos de casos ocurridos hasta ahora, solamente dos secuestradores fueron condenados por este tipo de delitos en la ciudad de La Paz). En parte porque temen ser víctimas de extorsiones y malos tratos adicionales. Empero, no sólo las estadísticas sino sobre todo los innumerables testimonios dan cuenta de que en las calles efectivamente operan delincuentes que se hacen pasar por choferes, y que ninguna medida de prevención puede parecer excesiva ante la brutalidad y cinismo con los que operan.

Sin embargo, no solamente los precios más bajos que ofrecen los choferes del transporte libre, sino también la negativa de varios conductores sindicalizados, que rechazan pasajeros cuyo destino no es de su interés, induce a estos últimos a tomar líneas desconocidas, y por tanto, inseguras. Asimismo, no son pocos los pasajeros frecuentes que se quejan por la ausencia de suficientes taxis seguros para atender a todos los que llegan a partir de las 23.00; situación que se torna crítica en horas de la madrugada, y que es aprovechada por los pocos choferes para incrementar el precio de los pasajes. 

Por todo lo mencionado, cabe exigir un mayor control por parte de la Policía con relación a estos taxis piratas que operan sin control, y que son sin duda un riesgo para la población. Al respecto, cabe esperar que, de una vez por todas, se instale una caseta policial a la altura del peaje, para que los agentes adviertan a los viajeros que se encuentran abordando un taxi desconocido, y registren los datos del chofer y su movilidad para precautelar su seguridad; tal y como se coordinó tres años atrás con el Viceministerio de Seguridad Ciudadana, como parte de un plan de seguridad hasta ahora en suspenso.

Pero también cabe esperar que se diversifiquen los servicios de transporte público seguro en el aeropuerto. La experiencia y la teoría dan cuenta de que los monopolios y oligopolios (un reducido número de empresas que concentran la oferta de un sector industrial o comercial) siempre van en desmedro de los consumidores; pues, al tener la exclusividad de un mercado, se dan el lujo de imponer tarifas por bienes y servicios cuya calidad suele ser deficiente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia