Editorial

Tráfico paceño

La solución al agobiante tráfico pasa por reconsiderar el sistema de transporte público

La Razón / La Paz

00:53 / 06 de enero de 2012

Desde hace años, pero de manera particularmente aguda en los últimos meses, se ha hecho evidente que la ciudad de La Paz padece un problema de saturación vehicular que ha convertido a sus calles en una tortura para quienes deben transitarlas, especialmente en horas pico. Parte de la solución pasa necesariamente por renovar el sistema de transporte público.

En efecto, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en la sede de gobierno circulan más de 166 mil automóviles, de los cuales aproximadamente el 10% son minibuses. De acuerdo con datos del Gobierno Municipal, al menos la mitad de ellos pasan diariamente por las calles del centro. Los datos del INE, actualizados a 2010 con información del Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT), revelan que desde el 2000 el parque automotor paceño creció en 90%, especialmente los minibuses, cuyo número creció en 137%.

Considerando que durante el segundo semestre de 2011 se permitió la legalización de miles de automóviles que circulaban sin papeles, las cifras tienen que haberse incrementado significativamente. Un problema concomitante con el incremento de minibuses es su antigüedad, lo que incrementa notablemente su capacidad de contaminar, por el previsible desgaste de sus motores y, en no pocos casos, el inadecuado mantenimiento que reciben.

Es tan serio el problema de la saturación de automóviles en las calles paceñas que las autoridades municipales están considerando la posibilidad de ampliar la restricción vehicular que funciona desde hace una década. Sin embargo, bien mirada, la idea puede ser contraproducente, pues al prohibirse la circulación de más automóviles aumentará la demanda de transporte público, la misma que de no ser apropiadamente encarada provocará un nuevo incremento en el parque de minibuses, taxis y trufis.

Es, pues, evidente que la solución al agobiante tráfico paceño pasa necesariamente por reconsiderar el sistema de transporte público, introduciendo vehículos capaces de transportar a la mayor cantidad de personas, lo cual redundaría no sólo en mejores condiciones para el acceso a este imprescindible servicio, sino que además se pondría un freno a la creciente contaminación ambiental.

La experiencia enseña que los gremios de choferes son los más reacios a implementar semejante transformación, y es comprensible si se considera que su poder se basa, precisamente, en la gran cantidad de trabajadores del sector, lo cual además implica un problema social de grandes magnitudes.

Es por ello que corresponde a las autoridades locales, tanto como al Gobierno nacional, diseñar e implementar una política de transporte con la suficiente fuerza como para transformar esta situación. Mientras tal cosa no ocurra, seguirán multiplicándose comentarios como este.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia