Editorial

Transporte en El Alto

Urge acelerar la búsqueda de soluciones sostenibles al problema del transporte público

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:45 / 06 de junio de 2014

El paro indefinido de transporte en El Alto está causando un gran daño a la población de la enorme urbe, que es uno de los efectos buscados en este tipo de medidas, pero más daño le hace al propio gremio, pues lo aleja un paso más del aprecio ciudadano, que ahora tiene nuevos modos de transportarse y sabe que un mejor servicio es deseable y, sobre todo, posible.

En efecto, la movilización de los choferes del transporte de pasajeros en El Alto, en demanda de un incremento de hasta 50% en el precio del pasaje, llega en un momento de crisis para el sector. No solo se trata de la implementación del teleférico, que marca un antes y un después en la historia del transporte público en Bolivia, y que cuando esté funcionando en sus tres líneas transformará la vida de las y los alteños y paceños que se trasladan cotidianamente entre ambas ciudades; o del exitoso servicio de los buses PumaKatari de la municipalidad de La Paz, que ya es envidia de otras ciudades y pronto será imitado por la Alcaldía alteña con el sistema Sariri.

Se trata también, y sobre todo, de un evidente hastío de la población alteña con el depauperado servicio que reciben de los sindicatos que aún controlan el transporte. Prueba de ello son la expulsión violenta de algunos sindicatos por parte de vecinos de varias zonas y el establecimiento de servicios vecinales de transporte, que muy probablemente se multiplicarán luego de que el Alcalde alteño autorizara el uso de coches particulares para transportar personas como una solución al paro de los transportistas.

En ese contexto, las organizaciones vecinales han dado plazo a los transportistas para reanudar el servicio desde hoy, o de lo contrario exigirán al Gobierno Municipal revocar sus licencias de trabajo; a su vez los dirigentes, que en algún momento se mostraron dispuestos a reanudar el diálogo, pero con la mediación del Ministro de Gobierno, ayer amenazaron con extender la protesta a todo el departamento.

La nota trágica del paro la puso un conductor que por intentar esquivar un punto de bloqueo atropelló a un niño —quien murió instantáneamente— y se dio a la fuga. Las autoridades deben dar con esta persona y ponerla a disposición de la Justicia. También se supo de un bebé que recibió una pedrada en la cabeza cuando los bloqueadores intentaban impedir el paso de un minibús lleno de pasajeros.

El máximo ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes 1° de Mayo ha pedido “transporte justo, tarifa justa”, pero está claro que sus bases no piensan cambiar el modo en que brindan su servicio, lo cual inhabilita la segunda premisa.

Es tiempo de que se acelere la búsqueda de soluciones sostenibles al problema del transporte público, pues las condiciones están dadas para que la población apoye soluciones innovadoras y ponga un alto a los cotidianos abusos de los transportistas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia