Editorial

Transporte edil

Los paceños pierden en promedio 50 minutos para dirigirse de un lugar a otro

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

04:13 / 25 de febrero de 2014

Desde ayer, los buses PumaKatari empezaron a circular por las calles de La Paz. Se trata del primer transporte municipal del país, que intentará no solo llenar los vacíos tradicionalmente dejados por los choferes sindicalizados, tanto en cuestión de rutas como de horarios, sino también tratará de poner orden al caótico sistema de transporte que impera en la ciudad.

En los 80, la Alcaldía ensayó un sistema de transporte similar (EMTA), pero sin mucho éxito, en parte por las características de los buses empleados en esa ocasión, pero también y sobre todo por la férrea oposición de los choferes. Treinta años después, el Gobierno Municipal de La Paz intenta nuevamente arrebatarles el monopolio de este importante servicio a los transportistas sindicalizados, quienes han desarrollado un sistema sin una planificación clara de rutas, controles en el número de vehículos, tiempos de recorridos o paradas establecidas.

Este desorden, sumado a la complejidad de las calles y al incremento del parque automotor (entre 2008 y 2012, el número de vehículos pasó de 160.000 a más de 290.000) ha convertido en un calvario el traslado cotidiano de los paceños, quienes pierden en promedio 50 minutos para dirigirse de un lugar a otro, según estimaciones de la Alcaldía. De allí la expectativa que ha generado la puesta en vigencia de este sistema de transporte municipal, con buses de última tecnología (con cinturones de seguridad, asientos especiales para discapacitados, pasajeros de la tercera edad, niños y mujeres embarazadas, acceso a internet) y que, según las autoridades, estará a disposición de la población las 24 horas, los 365 días del año, con horarios y paradas establecidas.

Ahora bien, no cabe duda de la importancia de este emprendimiento edil. Sin embargo, para mejorar efectivamente la fluidez y la velocidad en la red vial, además de sistemas alternativos de transporte masivo como los buses PumaKatari, no podemos olvidar que hace falta también atacar la raíz del problema: la deficiente cultura vial de la población. Y es que los congestionamientos vehiculares emergen sobre todo por la forma de actuar de los choferes del transporte público, para quienes los semáforos y demás señalizaciones, como los pasos cebra, son solo un aditivo más del ornato público; pasando por los conductores particulares, que se estacionan donde se les viene en gana; hasta los peatones, que también contribuyen con la congestión con su desdén, subiendo y bajándose en cualquier parte.

Urge, en este sentido, insistir en la importancia de educar a la ciudadanía, y no solo en cuanto a temas viales, sino también respecto a todos los problemas estructurales de esta ciudad, como la infraestructura básica, el control de riesgo o el cuidado medioambiental. Solo así podremos resolver este desequilibrio estructural que aqueja a los paceños.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia