Editorial

Transporte paceño

La tensión generada por los choferes del transporte ya es parte del menú de la política local

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:32 / 27 de agosto de 2015

Días atrás, el máximo dirigente de la Federación de Choferes de La Paz anunció para el próximo 2 de septiembre un paro de 24 horas en demanda de un incremento de hasta Bs 0,72 en las tarifas. Se trata de una nueva amenaza en el marco de una demanda que ya lleva varios años, pese a que hace menos de dos años ya se hizo un reajuste tarifario.

En efecto, la tensión entre el gremio de los choferes del transporte de pasajeros ya es parte del menú de la política local, al igual que en la mayoría de los municipios grandes del país; y aunque reuniones, acuerdos y desacuerdos surgen episódicamente de esta lucha, el transporte de pasajeros no mejora en la oferta de los sindicatos de micros, buses, minibuses y trufis. En este contexto, no es menor la radical transformación que ha representado para la ciudad sede de gobierno y su vecina El Alto la implementación de los servicios La Paz Bus y Mi Teleférico, este último también fuente de tensiones.

En respuesta a la amenaza de la Federación de Transportistas, el Secretario de Movilidad, Transporte y Vialidad del Gobierno Municipal paceño ha convocado a la dirigencia al diálogo para evitar la medida de protesta, pero también ha manifestado que no es dable hablar de incremento tarifario mientras los sindicatos no hagan mejoras cualitativas en el servicio que brindan.

Asimismo, el gobierno local ha anunciado que aún está en curso un estudio de rutas y recorridos, y que sigue inconcluso el registro de choferes, dos tareas imprescindibles para cualquier administración que desea tener control sobre la prestación, por parte de privados, de este servicio público. La primera tarea es tanto o más importante si se toma en cuenta que hace pocas semanas se denunció cobros irregulares por parte de las dirigencias sindicales a quienes desean incorporarse a la prestación de servicio, lo cual demostró que la Alcaldía aún no controla el uso de la vía pública. Asimismo, ese mismo dato demuestra que el servicio no debe ser tan deficitario para choferes y propietarios de vehículos de transporte, si cada día hay más personas dispuestas a pagar varios miles de dólares para trabajar en el rubro.

Mientras tanto, nada cambia en el padecimiento cotidiano de las personas que usan el servicio de transporte. Ya se ha dicho, los buses PumaKatari y el teleférico han cambiado para bien el estado de cosas; empero, siguen siendo insuficientes para la enorme demanda de servicios de transporte, que en todo caso deben integrarse entre sí y con las otras tres modalidades antes nombradas.

Es deseable, pues, que la salida a este nuevo conflicto pase por discutir no solo la viabilidad o no de un incremento de tarifas, sino fundamentalmente las condiciones en las que se brinda ese servicio, caracterizado hasta ahora por el maltrato de los pasajeros y las condiciones indignas que prevalecen.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia