Editorial

Trump, el torturador

La Razón (Edición Impresa)

23:44 / 07 de julio de 2016

En los últimos días, el virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, disparó —esa es la palabra: disparó— dos terribles declaraciones respecto a la lucha contra el terrorismo. En la más reciente celebró la destreza que, en su criterio, tenía Sadam Husein para matar terroristas. “Lo hizo muy bien”, aseguró a tiempo de calificar al expresidente de Irak, país invadido por Estados Unidos, como “un tipo realmente malo”.

Lo otra declaración, por sus implicaciones, es más crítica. Ante una pregunta periodística acerca del llamado waterboarding, una forma terrible de tortura por simulación de ahogamiento (el “submarino”), Trump no tuvo mejor respuesta que afirmar: “Me gusta mucho, no creo que sea suficientemente duro”. Debe recordarse que, por su brutalidad e ilegalidad, el waterboarding, oscura medida del gobierno de Bush, fue prohibido hace varios años. Lo peor de las declaraciones de Trump no es tanto su simplona torpeza ni el barullo mediático que provocan, sino que lo dice con plena convicción; y entre aplausos y vítores de sus seguidores. No es de extrañar por tanto que una gran mayoría de líderes republicanos, con vocación imperial, sostengan exactamente lo mismo. Menos mal que Estados Unidos es un “modelo” de democracia y guardián mundial del respeto a los derechos humanos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia