Editorial

Tuberculosis

Se trata sin duda de una excelente innovación que bien merece la atención de las autoridades de salud.

La Razón (Edición Impresa)

01:47 / 09 de noviembre de 2016

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que se contagia fácilmente y que cada año causa la muerte de aproximadamente 200 personas en el país, según estimaciones de la OPS. Una de las razones de este elevado índice es el diagnóstico tardío y a veces incorrecto de la enfermedad. Empero, dos estudiantes universitarios han desarrollado un chip que podría subsanar este déficit.

En efecto, una nota publicada días atrás en este diario da cuenta de que Rodrigo Loza (22) y Khalil Nallar (21), estudiantes de Biomédica y Mecatrónica de la Universidad Católica Boliviana, respectivamente, han creado un chip para microscopios que, según sus creadores, detecta automáticamente la tuberculosis en muestras de saliva con total certeza.

Actualmente existen tres exámenes para diagnosticar la tuberculosis. En primer lugar se encuentra la prueba cutánea de tuberculina (TST), que consiste en la introducción de un líquido en la piel con una aguja muy pequeña. Cuando la persona está infectada, el pinchazo provoca una hinchazón que delata la presencia de la enfermedad. También existen pruebas de sangre (IGRA) que miden el grado de reacción del sistema inmunitario ante las bacterias de la tuberculosis. Por último, el diagnóstico se realiza a través de observaciones seriadas con microscopios (baciloscopías) a partir de muestras de esputo. Por la falta de reactivos y de personal especializado, en el país y en otras naciones en vías de desarrollo el método de diagnóstico más utilizado es este último.

Sin embargo, en palabras de Loza y de Nallar, este método tiene varias limitaciones, ya que es un proceso “largo y cansador” para el médico, quien tiene que estar varias horas frente al microscopio observando las muestras. Además es “poco fiable”, porque no establece con certeza si el paciente es portador del virus, lo cual obstaculiza su prevención. Y frente a este déficit, se les ocurrió automatizar el diagnóstico por medio de un chip inteligente, que permite al microscopio identificar automáticamente la enfermedad y procesar los resultados por medio de una aplicación que los galenos pueden utilizar en sus teléfonos celulares. El costo de este dispositivo asciende a $us 130, pero podría costar mucho menos si se masifica su producción.

Se trata sin duda de una excelente innovación que bien merece la atención de las autoridades de salud nacionales, así como de organizaciones internacionales y locales vinculadas con este ámbito. Y es que, como bien se sabe, la interrupción de la cadena de transmisión es la manera más efectiva para contrarrestar el avance de la tuberculosis, ya que un individuo infectado puede contagiar entre 10 y 12 personas por año si no recibe un tratamiento adecuado. De allí que un diagnóstico oportuno y certero resulta fundamental para esta cruzada.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia