Editorial

Turismo alteño

No solo se trata de atraer turistas, sino sobre todo de que  la población alteña valore su ciudad.

La Razón (Edición Impresa)

01:09 / 26 de enero de 2017

Quienes conocen de El Alto solo la parte que llega hasta el aeropuerto pueden creer que la populosa urbe carece de atractivos turísticos capaces de inspirar recorridos y aventuras; sin embargo, la Dirección Municipal de Turismo del gobierno local ha creado una interesante oferta para visitantes interesados en conocer la ciudad más joven de Bolivia.

En efecto, el gobierno municipal alteño ha realizado un estudio en el que identificó los atractivos turísticos que pueden ser promocionados, dividiendo la jurisdicción de la urbe en tres segmentos según su clima: el norte, de temperaturas bajas, y los segmentos central y sur, de clima templado. El Director Municipal de Turismo explicó que a partir de dicho estudio se “elaboraron las estrategias y los productos turísticos, es decir paquetes para los visitantes”. De éstos, dos son comunes a los tres segmentos: el esotérico y el de aventura.

En el caso del segmento norte, según explicó la autoridad municipal, las zonas de Alto Milluni y El Ingenio tienen gran potencial turístico, pues se puede apreciar su flora y fauna, sus apachetas y wakas (lugares sagrados), sus lagunas y miradores, y sus imponentes nevados, como el Huayna Potosí y el Chacaltaya. En el segmento central, la oferta incluye recorridos de corte arquitectónico, religioso, cultural y de compras: desde los mundialmente famosos “cholets”, pasando por las iglesias construidas por el padre Sebastián Obermaier o el Museo Antonio Paredes Candia, y terminando con la feria 16 de Julio.

En el segmento sur se ofrece turismo comunitario, agropecuario, arqueológico y científico; pues además de extensos sembradíos están en esa zona restos de chullpares, las antenas del satélite Túpac Katari y la fauna andina propia de la zona.

El responsable del turismo alteño reconoció, sin embargo, que no todos los productos pueden ser ofrecidos el año entero, debido a las variables climáticas, y también por el hecho de que en varias de las atracciones aún no se cuenta con suficiente infraestructura. Citó como ejemplo los miradores, que por carecer de mobiliario urbano e iluminación son lugares de reunión de alcohólicos o pandilleros, lo que los hace inseguros.

Finalmente, el servidor municipal explicó que la propia ciudadanía alteña ha comenzado a tomar en cuenta los atractivos de la urbe y los reconoce como tales, a diferencia de lo que sucedía años atrás. En ese sentido, está prevista una “cumbre” entre el gobierno municipal y diversos sectores sociales para encarar los planes de mejora necesarios para garantizar el éxito del proyecto.

Hay, pues, en esta iniciativa un gran potencial transformador, puesto que no solo se trata de atraer turistas, sino sobre todo de lograr que la población alteña reconozca el valor del lugar donde viven, y con ello, comience a observar su ciudad con otros ojos y se esmere en embellecerla para los ojos de quienes la visitan. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia