Editorial

Uso negligente de garrafas

La Razón (Edición Impresa)

00:26 / 22 de febrero de 2018

El reducido nivel de oxígeno que existe en algunas regiones del occidente del país ha dado lugar a una actitud laxa e irresponsable de los pobladores ante el fuego y los materiales inflamables. Esta actitud se manifiesta desde fogatas abandonadas; pasando por el encendido sin cuidado de fuegos artificiales, llantas y otros objetos inflamables; hasta el empleo imprudente de las garrafas de gas licuado (GLP).

Por ejemplo en este último caso, según se alerta en una nota publicada ayer en este diario, en nueve de cada 10 negocios dedicados a la venta de comidas en El Alto se utilizan mangueras de GLP en mal estado y/o cuyo tiempo de vida útil, hasta dos años, hace tiempo que ha fenecido.

Incluso algunas de estas mangueras han sido “parchadas” de manera artesanal con bolsas nailon y cintas adhesivas. Por ello, no sorprende que en El Alto se hayan registrado al menos 15 incendios de garrafas y/o mangueras en lo que va del año.

Por otra parte, no sobra recordar que no pocos vehículos, especialmente del transporte de pasajeros, emplean como combustible garrafas de GLP en lugar de gasolina. Pues al estar subvencionado por el Estado, este combustible es mucho más económico. Ambas desidias constituyen ciertamente un serio peligro para la población. Por ello, es de esperar que no se tengan que lamentar desastres de magnitud para recién comenzar a tomar medidas para subsanar este tipo de negligencias.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia