Editorial

Vacunas de cuidado

Varias niñas han manifestado graves efectos presuntamente por vacunarse contra el VHP

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 30 de julio de 2015

En octubre de 2014, en este mismo espacio se aconsejaba implementar campañas de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH), tomando en cuenta su elevada incidencia (casi el 90% de las mujeres la tienen en algún momento de sus vidas), así como su responsabilidad en la generación de cáncer de cuello uterino, una de las principales causas de mortalidad en el país.

Coincidiendo con esta posición, días atrás se presentó en el país la vacuna nonavalente que, según señalaron los representantes del laboratorio que lo produce, previene con un 97% de efectividad lesiones precancerosas en áreas íntimas de la mujer, que son provocadas por cinco tipos del virus del papiloma humano (VPH). No obstante, casi de manera simultánea, acaba de surgir en España una campaña cuyo lema principal es “NO a la vacunación masiva de niñas contra el virus del papiloma”, motivada por el presunto surgimiento de varios casos de adolescentes que han manifestado terribles efectos secundarios a raíz de esta vacunación.

Una de ellas es Ericka, una adolescente de 16 años superdotada (con un cociente intelectual de 144), que hasta hace pocos años descollaba en todas las disciplinas en las que incursionaba. A los tres años ya sabía leer, excelente para las matemáticas y las letras, campeona de gimnasia rítmica a los 14 años, su futuro se perfilaba más que promisorio. Sin embargo, según señala una nota publicada en el diario español El Mundo, en cuestión de meses sus sueños se convirtieron en pesadillas. Comenzó a perder peso aceleradamente; sus piernas, que tantas medallas le habían dado, se fueron atrofiando hasta dejarla postrada en una silla de ruedas; sus ojos, que antes le permitían devorar libros y películas, comenzaron a registrar solamente sombras y figuras borrosas; y su mente, antes tan despierta y ávida de conocimiento, comenzó a fallar y a causarle dolores insoportables. Y todo ello como consecuencia de los tres pinchazos que le clavaron para inmunizarla contra dos variedades del VPH.

De acuerdo con Carlos Álvarez-Dardet, expresidente de la Sociedad Europea de Salud Pública y el principal promotor de esta cruzada, no es el único caso en España. “Celia y Henar, de Madrid; Raquel, de Valencia; Carolina, de Sevilla (…) y tantas otras adolescentes de 12, 13 y 14 años que han quedado incapacitadas de por vida fueron vacunadas inútilmente, y falta saber si las muertes de tres adolescentes han podido ser por complicaciones de la vacuna”, expresa el también exdirector del Journal of Epidemiology, una revista de relevancia internacional, a tiempo de advertir que “los padres están vacunando a sus hijas confiados en que los especialistas saben lo que les conviene. Pero esta vacuna es un auténtico fraude. ¡Están experimentando con nuestros hijos!”. Ciertamente unas palabras muy duras que deberían ser cuidadosamente analizadas en el país antes de iniciar una campaña masiva de vacunación contra el VPH.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia