Editorial

Venta de animales

Sería deseable que la Alcaldía alteña conciba el control de animales como una política prioritaria

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 22 de enero de 2015

Es un secreto a voces que en la feria 16 de Julio de El Alto, además de objetos robados, se comercializan animales silvestres, junto con perros, gatos y otras mascotas ofertadas en pésimas condiciones. Si bien la denuncia sistemática de estos hechos penados por ley ha caído en saco roto, tal parece que la Alcaldía alteña ha decidido hacer algo al respecto.

En efecto, en la gestión anterior, la Unidad de Zoonosis rescató 63 animales silvestres que eran vendidos en esa feria, según señaló a La Razón el director de esa dependencia municipal, Fernando Rivas. Se trataría de ocho loros, nueve tortugas, una martucha (perro de monte), 44 lagartijas y un águila. La municipalidad alteña ya remitió los datos de los responsables de estos ilícitos a la Fiscalía, y ahora espera que sean procesados y sancionados como manda la ley (con multas y hasta tres años de cárcel).

Y lo propio debería aplicarse a quienes compran animales silvestres, ora para utilizarlos como mascotas, ora para la confección de trajes que son empleados en las entradas folklóricas; una práctica que lamentablemente sigue vigente en el país, pese a las normas y a las campañas de educación contra el tráfico de animales. Verbigracia, cada año, los integrantes de la Morenada Central de Oruro (aproximadamente 870 danzarines), una las comparsas más grandes del Carnaval de Oruro, hacen gala de uno de sus “símbolos” tradicionales: matracas construidas con caparazones y restos de quirquincho, animal en peligro de extinción.

De regreso a la ciudad de El Alto, además de continuar con los operativos contra la comercialización de animales silvestres, de acuerdo con el Director de Zoonosis, la municipalidad tiene programado continuar implementando medidas para contrarrestar la proliferación de canes, a través de campañas de esterilización (el año pasado se logró esterilizar a 400 perros y el objetivo en 2015 es llegar a los 10.000).

Se trata sin duda de medidas tanto más necesarias por cuanto en El Alto hoy en día habitan más de 250.000 perros, según estimaciones de la propia Alcaldía, y la mayoría de ellos deambula por las calles en busca de comida y agua, pasando frío, hambre, accidentes, contrayendo y a la vez diseminando enfermedades. Además, también se sabe que el tráfico de animales goza de muy buena salud en esa urbe, donde se puede conseguir no solo “mascotas” de todo tipo, sino también pieles, plumas y fibra de vicuña.

Por todo ello, además de los operativos anunciados por la Unidad de Zoonosis, sería deseable que la Alcaldía alteña conciba el control de los animales como una política municipal prioritaria, empezando por la construcción de una perrera edil, junto con campañas que ataquen la raíz del problema, el comportamiento irresponsable de los pobladores.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia