Editorial

Venta de animales

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 16 de septiembre de 2018

Hasta el pasado miércoles, una tienda ubicada en la extranca de Río Seco (El Alto) vendía a la vista y paciencia de propios y extraños decenas de animales disecados, así como su grasa. Pero, afortunadamente, la Policía Forestal de Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) decidió intervenir este local. Durante el operativo encontraron restos de 120 animales, muchos de ellos en peligro de extinción, como crías de pumas y vicuñas, una nutria, un oso hormiguero, quirquinchos, tigrecillos andinos, tejones y aves de distintas especies. Es decir, todo un zoológico, pero sin vida.

Sorpresivamente, las vendedoras se opusieron al decomiso de sus “productos”, evidenciando que quienes se dedican a este ilícito ni siquiera están conscientes de que están cometiendo un delito, y mucho menos del nocivo impacto detrás de su negocio. De igual manera sorprendió la indulgencia de los uniformados con el dueño de la mencionada tienda, a quien le dieron 24 horas para que declare sobre la tenencia de estos animales antes de enviar el caso a la Fiscalía, en lugar de detenerlo e iniciar una investigación como correspondería frente a semejante evidencia en su contra.

Todos estos hechos ponen en relieve la preocupante indolencia que impera a la hora de cuidar el patrimonio natural del país. El cual se encuentra seriamente amenazado precisamente por la impunidad que impera detrás del tráfico de animales silvestres en Bolivia, ora para confeccionar vestimentas y trajes folklóricos, ora para cubrir los insumos de la medicina tradicional china y vietnamita, principalmente.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia