Editorial

Venta camuflada

La Razón / La Paz

00:03 / 18 de junio de 2013

La venta de fuegos artificiales peligrosos, pese a estar prohibida, goza de muy buena salud en las ciudades de La Paz y El Alto, especialmente en vísperas de celebraciones como la de San Juan. Pues, los vendedores se dan modos para burlar los controles municipales y comercializar este tipo de artefactos. Por ejemplo, los camuflan debajo de sus puestos y los venden cuando alguien se los solicita (el viernes, un operativo de la Intendencia de la Alcaldía paceña descubrió 1.800 unidades de fuegos artificiales que eran ofertados de esta manera).

Como bien se sabe, el poder destructivo de algunos de estos artefactos es tremendo. No son pocos los niños que han perdido más de un dedo por manipular las famosas matasuegras, cuya explosión puede desmembrar pedazos de carne y quebrar huesos. Aunque menos destructivos, otros explosivos (como los petardos) también son peligrosos, ya que además de quemaduras pueden causar intoxicaciones. De allí la importancia de implementar controles como el del viernes, pero también y sobre todo campañas educativas. Poniendo énfasis en que la única manera de acabar con este negocio que deteriora el medio ambiente y atenta contra la salud de la gente, especialmente de los niños, es terminar con la demanda de estos peligrosos artefactos pirotécnicos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia