Editorial

Venta de subsidios

El comercio ilegal de los subsidios prenatal y de lactancia mueve  Bs 6,6 millones

La Razón / La Paz

01:04 / 05 de junio de 2012

En el país, los subsidios prenatal y de lactancia han generado un mercado negro que lucra con los bolsillos del sector formal de la economía y con la salud de las madres y de sus hijos. Informe La Razón publicó ayer una pormenorizada investigación sobre este millonario negocio, manejado por una red muy bien organizada de intermediarios, mayoristas y minoristas.

Desde junio de 1987, por medio de un decreto, se estableció la entrega de un paquete de productos alimenticios básicos que garanticen la buena nutrición de las futuras madres y la de sus hijos. El costo de estas canastas (que se calculan sobre la base de un salario mínimo nacional) recae en manos de las empresas o instituciones. Los subsidios se entregan a las trabajadoras asalariadas en estado de gestación (o a las esposas de los funcionarios públicos y privados) desde los cinco meses de embarazo hasta el primer año de vida del bebé. Empero, son muchas las mamás que optan por venderlos.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Seguros de Salud (Inases), de las más de 45 mil madres beneficiarias, cerca del 30% (13.500) termina subastando su paquete a un precio promedio de Bs 450; es decir, a la mitad de su costo real. Cifra que en ciudades del occidente puede ser mucho mayor (se calcula que en La Paz el 90% de las mamás vende sus subsidios). Los intermediarios revenden estos paquetes con un costo adicional del 45% (entre Bs 600 y 700) a mayoristas, quienes a su vez los comercializan a precios de mercado en las ferias con el apoyo de minoristas, que obtienen una ganancias de hasta el 300%. En total, se calcula que este mercado negro mueve Bs 6,6 millones al año.

Algunas madres venden parte de sus paquetes de subsidio porque no llegan a consumir todos los productos. Otras, la mayoría, porque necesitan dinero líquido para cubrir otras necesidades familiares, además del alimento (con la venta de una dotación mensual algunas familias logran subsistir tres meses). Es decir que estas mamás están hipotecando su salud y la de sus hijos en el futuro, para poder sobrevivir medianamente bien en el presente.

La falta de control y de leyes que penalicen este tipo de comercio son dos de las razones que explican este tráfico ilegal de productos alimenticios. No obstante, también existen factores sociales, como la ausencia de una cultura que valore la buena nutrición de los niños durante sus primeros años para precautelar su desarrollo; manifestada por ejemplo en el bajo consumo de productos nutritivos y lácteos (tan sólo 30 litros por año, en promedio).

Pero además problemas estructurales, como la pobreza y la ausencia de oportunidades laborales y valores, que llevan a muchas personas a buscar en el contrabando y en los mercados negros una fuente de subsistencia, unos, y de riqueza, otros, los menos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia