Editorial

Veto a los violentos

No estaría mal que veten de por vida a los hinchas implicados en actos de violencia

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

04:08 / 17 de abril de 2014

El último fin de semana, un seguidor del club The Strongest recibió una brutal golpiza que lo dejó hospitalizado con una fractura doble (tibia y peroné) en una pierna. Los responsables: “hinchas” de su propio equipo que reaccionaron “instintivamente” al ver que vestía una sudadera celeste, color del equipo (Aurora) al que el club paceño había enfrentado poco antes.

Los irracionales fanáticos sometieron a una tortura al joven de 19 años a pocos metros del estadio Hernando Siles, y lo hicieron después de haber emprendido a pedradas contra los hinchas de Aurora en el sector de preferencia. En ambos casos la Policía no pudo evitar los excesos de los pendencieros.

Tres días antes, quienes dieron otro lamentable espectáculo de violencia callejera fueron hinchas de Bolívar. Tras la victoria de su equipo contra Emelec y su consiguiente clasificación a octavos de final en la Copa Libertadores de América, tomaron El Prado paceño y, envalentonados por el consumo de bebidas alcohólicas, saltaron sobre los techos de los vehículos que transitaban por el lugar.

Canales de televisión mostraron cómo algunos conductores que intentaron evitar destrozos en sus vehículos fueron golpeados por los enardecidos “hinchas”.

¿Característica de los fanáticos de los equipos paceños? Claro que no. La segunda semana de marzo, un grupo de “hinchas” de la barra de Blooming, del grupo denominado “Los Chiflados”, ingresó a la sede del club, en Santa Cruz, con cinturones y palos en mano para “castigar” a los jugadores debido a su mala campaña.

El más afectado fue José Luis Chávez. Los fanáticos no solamente rompieron los vidrios de su vehículo, sino que además lo amenazaron con tomar represalias contra él y su familia. En febrero de 2012, “Los Chiflados” se enfrentaron con miembros de “La Banda 46”, también seguidores de Blooming, y en el incidente dejaron en coma a un hombre de 32 años que luego murió y dejó a una niña de 11 años en la orfandad. Hinchas de Wilstermann también destrozaron los vidrios de los coches de dos jugadores del club en Cochabamba...

No es posible que el fútbol esté incubando este tipo de acciones violentas, no es posible que delincuentes escudados en las camisetas de los clubes continúen asistiendo a los estadios, poniendo en riesgo la integridad de los verdaderos hinchas; no es posible que vestir una casaca nos ponga en riesgo de ser agredidos por los contrarios y, lo peor, no es posible que no seamos capaces de cortar de raíz este mal.

Seguro que hay otros factores, pero en este caso la pelota está en manos de los clubes y los responsables de la seguridad del Estado. No estaría mal, por ejemplo, que los primeros veten de por vida a los hinchas implicados en actos de violencia.

Y la Policía debería impedirles el ingreso a los campos deportivos en una acción rutinaria de prevención del delito ¿Acaso no hacen lo mismo con otros delincuentes antes de las fiestas de fin de año?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia