Editorial

Vivir del teatro

La Razón / La Paz

00:00 / 25 de marzo de 2012

Hace ya muchos años que El Teatro de los Andes es un referente de creación artística en Bolivia y en otros países de América Latina. Literalmente, esta agrupación cambió la forma de entender, hacer y ver el teatro en Bolivia. Antes de ellos, este arte se asumía como una aventura de amateurs que libraban su entusiasmo y talento a las posibilidades que les dejaba el tiempo libre y las mesadas de papá.

Después de los Andes, esta rama artística empezó a ser concebida y tratada como una profesión cama adentro que exigía no sólo exclusividad, sino también compromiso y excelencia. Fruto de esta nueva actitud vieron luz obras de referencia mundial como Colón, Las abarcas del tiempo, Frágil, La Iliada y ahora último Halmet de los Andes, junto con muchas otras.

Hoy, la última edición de Escape nos invita a conocer un poco más de este proyecto fundacional que se inició hace más de 20 años, con la llegada de tres extranjeros a Sucre: César Brie, Naira Gonzales y Giampaolo Nalli. Al poco tiempo, dos jóvenes bolivianos, Gonzalo Callejas y Lucas Achirico (uno aymara, el otro quechua), se les unieron;  desde entonces, grandes artistas y soñadores formaron parte de este elenco, como Teresa Dal Pero, para vivir un sueño cuya trascendencia y alcance, en 1991, resultaban imposibles de imaginar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia