Editorial

Yihadismo sangriento

La Razón (Edición Impresa)

00:12 / 08 de junio de 2017

De nueva cuenta el yihadismo tiñó de sangre a varios países en pleno Ramadán, un periodo especial para millones de musulmanes que este año empezó el 26 de mayo, pero no así para los fundamentalistas del Estado Islámico, quienes se autoproclaman guardianes del islam. Por caso, el domingo los terroristas se decantaron por utilizar una furgoneta con la que arrollaron a decenas de transeúntes en el Puente de Londres, y luego arremetieron con cuchillos a quienes encontraron a su paso. Días antes un kamikaze se había inmolado en el lobby del teatro Manchester Arena también de Londres, en el que la cantante estadounidense Ariana Grande brindaba un concierto, asesinando a 22 personas, entre ellas, varios niños y niñas. E igual método utilizaron ahora último los yihadistas en Terán, quienes, ayer, accionaron sendas bombas adheridas a su cuerpo en el Parlamento iraní y en el mausoleo del ayatolá Jomeini, causando al menos 12 muertos y más de 40 heridos.

Estos cobardes asesinatos, que no discriminan entre niños o adultos, ni entre musulmanes o cristianos, ponen en evidencia no solo el salvajismo de los yihadistas, sino también que la ideología con la que el Estado Islámico engatusa a sus adeptos no es más que una vil mentira carente de sustento moral o religioso, en tanto desprecia el valor de la vida humana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia