Editorial

Nuestros amigos los lucachis

La Razón

00:46 / 30 de septiembre de 2012

Son un regalo de la naturaleza. Hablan y sus voces llenan el bosque beniano cerca de Reyes, San Borja y Santa Rosa del Yacuma. Los vecinos del lugar, los humanos vecinos, están aprendiendo a respetarlos y cuidarlos luego de años de haberlos perseguido por su carne y porque sí.

Dos especies de los monos lucachi, endémicos de esa región de Bolivia, están en riesgo de desaparecer. Hay sólo 22 mil individuos y es imperativo cambiar de actitud frente a ellos para salvarlos.

Y para salvar el bosque mismo, la vida misma. Ocurre que estos monos, el rojizo y el cenizo, no solamente que tienen el derecho de existir, sino que favorecen, con su accionar, el florecimiento del bosque al alimentarse de semillas y frutos, van, sembrándolos luego a su paso.

Biólogos respaldados por entidades como Conservation Leadership Programme y Wildlife Conservation Society trabajan con las poblaciones de Beni, particularmente con los niños, a los que se enseña a mirar a los animales como seres valiosos, según muestra hoy un reportaje de Escape. Los adultos también se unen a la cruzada, por ejemplo los ganaderos, pues poco a poco se van dando cuenta de que sin los lucachis —y otros animales y plantas— el futuro de la propia humanidad se pone en vilo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia