Editorial

Aniversario patrio

Celebremos, pues, el aniversario de la independencia del país mirando más allá de la mezquina querella electoral.

La Razón (Edición Impresa)

23:38 / 05 de agosto de 2019

Bolivia cumple 194 años como república independiente y celebra su nuevo aniversario patrio con la mirada puesta en el futuro, que se muestra enigmático y conflictivo en lo inmediato, pero también auspicioso en el mediano y largo plazos. Esto debido más que al esfuerzo de la clase política, al de su gente, que mira el porvenir con la esperanza que brinda su esfuerzo cotidiano.

Un país es más que su territorio, bendecido en el caso boliviano con una de las mayores diversidades de territorios, climas, fauna y flora de todo el mundo; o que su gente, igualmente diversa en sus culturas y nacionalidades étnicas. Es la suma de esos factores más su historia y su proyección hacia el futuro; es lo que queremos y lo que podemos, lo que soñamos y aquellos que logramos.

Mirando hacia atrás, se puede observar muchos hitos que han marcado el espíritu de esta gran nación, que surgió como la mimada del libertador Simón Bolívar. Algunos de ellos están vinculados con la ya señalada riqueza que, paradójicamente, en más de una ocasión jugó en contra de nuestra independencia y desarrollo, pero al mismo tiempo sirvió de acicate para que las y los bolivianos amen más a su patria y estén dispuestos a ofrendar su vida y hacienda para conservar esa libertad.

Mirando hacia adelante se observa en el horizonte próximo la celebración del Bicentenario, que debería llegar acompañada de mejores índices de bienestar y desarrollo humano, con crecientes señales de modernidad, desde las obras de infraestructura hasta las necesarias transformaciones que nos hagan iguales ante la ley, pero sobre todo en la vida cotidiana.

Los nubarrones propios de una coyuntura electoral como la que se vive en vísperas de las elecciones de octubre no deberían provocar el olvido de aquellas cosas que unen a las y los bolivianos en el fondo: la vocación pacifista, la voluntad de progreso individual y colectivo, los valores compartidos y, sobre todo, la solidaridad que aparece una y otra vez en situaciones de crisis.

Por supuesto que hay personas que aman más sus intereses particulares que a la patria, pero son, además de una minoría, lo que el común de la gente rechaza; y no serán ellos quienes definan la agenda común, sino quienes buscan la mejora constante de sus condiciones, construyendo así un mejor futuro para sí, para sus hijos e hijas y para las futuras generaciones en general.

Celebremos, pues, el aniversario de la independencia del país mirando no la mezquina querella electoral, sino más allá, preguntando una y otra vez qué más podemos hacer por la patria, que no se agota en las rencillas coyunturales y es potencia no solo por sus ingentes recursos naturales, sino también por la posibilidad de extraer el máximo provecho de la grandeza y la vocación productiva, intelectual y cultural de su gente. Bolivia es, pues, todo lo que podamos hacer de ella y mucho más.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia