Editorial

De boca cerrada...

La falta de información hace que una campaña tenga el efecto contrario al esperado

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:14 / 30 de noviembre de 2014

No salen gusanos”, o al menos así debería terminar el refrán, sobre todo cuando se busca enviar mensajes al público en los medios. Tal es el caso de los spots producidos por el comediante cruceño Sebastián Moreno en contra de la violencia, el acoso y el feminicidio. La iniciativa es buena, de hecho es excelente, pero la ejecución no solo fue mala, sino que también terminó insultando a la sociedad y fomentando el machismo, la estereotipización del cruceño y la objetivización de la mujer en el país.

Parte del problema es que el guionista de las piezas, difundidas mediante YouTube, intentó transmitir el mensaje mediante el humor, pero el tema no es apto para la comedia, por lo que el resultado fue, cuando menos, grotesco.

Para quienes no vieron el segundo video, que despertó una reacción negativa tan intensa que lo bajaron el mismo día de su estreno (jueves 27 de noviembre), el corto muestra a dos borrachos, interpretados por Moreno y Favio Zambrana, que discuten sobre intentar robarle la cartera, y matar en el proceso, a una mujer, la modelo Pamela Justiniano, quien se aproxima a su posición. Uno está a favor del acto, mientras que el otro se opone. El problema es que para eso se refiere a los atributos físicos de la supuesta víctima.

Además del obvio problema del uso de un lenguaje sexista, está el hecho de que Moreno no sabe que feminicidio es el asesinato de mujeres por el solo  hecho de ser mujer. Esto está relacionado con la discriminación y la violencia de género más allá de un simple crimen en la calle.

Segundo, el humor es crudo y sin sentido, y más que hilaridad ofende y distorsiona el mensaje. Lo lamentable es que no es la primera vez que una campaña —sea publicitaria, de conciencia social o de otra naturaleza— falla en transmitir el mensaje y, peor aún, desinforma y perjudica a quienes se supone debe informar.

Es lo que pasó con una publicidad el año pasado sobre el crédito de vivienda social. El spot daba a entender que era la Autoridad del Servicio Financiero la que otorgaba los préstamos y no las instituciones bancarias y crediticias.

Lo propio ocurrió con la polémica desencadenada por la declaración de la Festividad de la Virgen de la Candelaria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Muchos de los que saltaron a la palestra pública manifestaron que esto era “un plagio” de nuestras danzas. No faltó el dirigente que pensó que tal declaratoria le iba a quitar esta clasificación al Carnaval de Oruro, cuando, en realidad, solo señala que la fiesta en cuestión es de gran importancia para la humanidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia