Editorial

Estado de las calles

Aproximadamente la mitad de las vías asfaltadas de la sede de gobierno ya cumplieron su vida útil.

La Razón (Edición Impresa)

00:23 / 15 de mayo de 2018

Días atrás, el Secretario Municipal de Infraestructura Pública de La Paz reveló que aproximadamente 4.550 de las vías asfaltadas de la sede de gobierno “ya cumplieron su vida útil”, refiriéndose al estado de la capa asfáltica que, como cualquier persona en la ciudad ha podido constatar, presenta innumerables problemas que no se resuelven con el esforzado bacheo cotidiano.

En 2014, durante la presentación de la publicación El Callejero, que contiene información sobre todas las vías de la urbe paceña, el Gobierno Municipal de La Paz informó que en toda la urbe hay 26.000 arterias, de éstas el 35% tiene alguna forma de asfaltado, de las cuales, como se señala arriba, la mitad presenta grietas, fisuras, agrietamientos tipo “piel de cocodrilo”, hundimientos, crestas, baches superficiales y profundos así como la aparición de roderas.

Hasta donde se sabe, el asfalto flexible tiene un tiempo de vida de cinco años sin mantenimiento y de hasta ocho con los cuidados y reparaciones apropiadas. Gran parte de las arterias paceñas con este tipo de recubrimiento tienen entre 20 y 25 años de antigüedad. A ello debe sumarse el hecho de que el asfalto puesto en calles con pendiente sufre mayor desgaste por la fricción de los coches que bajan frenando.

Con todo, los números de calles, explicó la autoridad, por ahora solo son referenciales, por lo que se tiene previsto realizar un “censo vial” para conocer cuántas calles tiene realmente la ciudad. La noticia es preocupante, pues significa que el gobierno local no tiene dominio territorial completo, lo cual puede explicarse, también, por el hecho de que no se han resuelto los problemas de límites entre La Paz y los municipios circundantes.

El Secretario Municipal anunció que para esta gestión se ha presupuestado una inversión de Bs 34 millones solo para refacción de calles y avenidas, el triple de lo presupuestado en 2017, aunque no detalló qué tipo de trabajos están previstos ni dónde. A ello debe añadirse el presupuesto que cada una de las subalcaldías tiene anotado para mejoras en su respectivo macrodistrito.

A su vez, los dirigentes de las dos federaciones de choferes que operan en La Paz no escatiman en críticas, como el ejecutivo de la Federación 1ro de Mayo, para quien el 70% de las calles “se halla en mal estado”, situación que deteriora los coches de sus afiliados. Idéntica percepción tiene su colega de la Federación de Choferes de La Paz. Lo que ninguno de ellos parece reconocer es que parte del desgaste es causado por el exceso de coches del transporte de pasajeros que circulan por las calles paceñas.

No es, pues, fácil para el Gobierno Municipal administrar el mantenimiento y mucho menos el asfaltado de nuevas calles. Una posible solución será revisar el impuesto que pagan los propietarios de vehículos: aquellos que causan mayor desgaste debieran pagar más.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia