Editorial

Ha comenzado mi Navidad

La carta del lector Salomón Rivas reflexiona sobre la Navidad  e invita a recuperar el verdadero sentido de esta fiesta religiosa.

La Razón / Ing. Salomón Rivas / La Paz

22:16 / 04 de diciembre de 2011

Siento desde ahora esa alegría que da la Navidad. Celebración que ya se empieza a percibir en las calles. Por ejemplo, los comerciantes ya están arreglando sus puestos de negocios en la Av. Bolívar, que va de la Av. Camacho hasta el estadio miraflorino. Navidad es la fiesta santa de fin de año, es un premio al esfuerzo de todos aquellos que hemos trabajado todo el año, para dar a otros lo que sabemos, lo que hemos aprendido con esfuerzo, metiendo las manos para producir para otros; así todos nos alegramos. No así los malos, que son como la hojarasca, arrastrados de un lado a otro por los vaivenes de los vientos de egoísmo, envidia, peleas sin sentido, del ensalzamiento de creerse algo sin hacer nada, de consumir todo el día sin producir algo para este pueblo que necesita muchas cosas.En estas fiestas pongamos en primer lugar lo que corresponde: el conocimiento de Dios. Sin él no podemos hacer nada. Es admirable cómo a los judíos se les da la oportunidad de tener una nación para que lo conozcan a él, al Mesías que se presenta cada año con regalos, con villancicos, con panetones, camisas, chompitas y juguetes, aunque producidos por los chinos, para que todas las naciones canten con alegría al Señor, “porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquél que en él cree no se pierda, más tenga vida eterna” (Juan 3:16).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia