Editorial

Es cuestión de justicia

Según el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, “hay suficientes indicios y suficientes elementos de convicción”.

La Razón (Edición Impresa)

03:30 / 20 de julio de 2015

La justicia es un principio moral que obliga a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde. Mientras existan esas cualidades, todo va a estar bien.

La alusión tiene que ver con lo que está pasando en el fútbol boliviano. Si hay personas que cometieron delitos, deben pagar por ellos. Está claro que nadie puede ser excluido de cualquier sometimiento a la ley. Pero todo debe llevarse a cabo dentro del marco de las normas que cuidan el respeto a la persona y a sus derechos.

A principios de junio, tras un escándalo por corrupción en el fútbol mundial, la Fiscalía General del Estado inició una investigación de oficio. De acuerdo con la misma, era por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, organización criminal, uso indebido de influencias, beneficios con relación al cargo y delitos tributarios.

El viernes fue añadido uno nuevo: estafa con agravantes con víctimas múltiples. Ese fue el motivo para que se hubiera solicitado la aprehensión de un dirigente y un funcionario de la Federación Boliviana de Futbol (FBF).

Según el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, “hay suficientes indicios y suficientes elementos de convicción”.

Pero también es menester escuchar a la otra parte. De acuerdo con el abogado defensor Jaime Tapia, la aprehensión “va muy de la mano con una interferencia desde otras entidades y sobre todo desde otros mandos” con la finalidad de “querer hacerse cargo de la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) a título judicial”.

La denuncia fue más allá: “El Ministerio Público tenía bajo el brazo una orden de aprehensión, es decir que el acto de defensa material era formal y absolutamente inútil”.

Bolivia vive en un estado de derecho y se rige por un sistema de leyes e instituciones en torno a su Constitución Política del Estado. Por tanto, el fundamento jurídico debe someterse a las normas de ésta.

El fútbol boliviano está mal. La mayoría de los clubes de la Liga no sabe qué hacer para subsistir. Es más, éstos gastan más de lo que tienen y eso es como cavar su propia tumba. Temporada que pasa los jugadores reclaman por deudas. Actualmente, pasa el millón de dólares que los clubes deben a los futbolistas. En el ámbito de las asociaciones, es peor. Hay que preguntarse qué hacen éstas para subsistir.

Si encima de todo eso no se aplican las normas en el marco de la justicia, en vez de hacerle un bien al fútbol se le estará haciendo un daño mayor. Las leyes están hechas para cumplirlas, son para todos, para un lado y para el otro.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia