Editorial

Contra el dengue

Cada año, el virus del dengue pone  en riesgo la salud de más de 200 millones de personas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 01 de mayo de 2014

Dos nuevas herramientas contra el dengue fueron anunciadas en los últimos días. Por un lado, el Gobierno brasileño autorizó el uso de mosquitos genéticamente modificados, cuyos descendientes morirán antes de llegar a la fase adulta, lo que se supone contribuirá a reducir su población. Por otra parte, una vacuna experimental, de Sanofi Pasteur, probó ser eficaz en 56%.

La primera opción, elaborada por la firma británica Oxitec en colaboración con la organización brasileña Moscamed, se apoya en dos ensayos desarrollados en el Estado de Bahía, donde, según los investigadores, la puesta en libertad de estos mosquitos transgénicos logró disminuir el 81% y el 93% de la población de la especie.

Sin embargo, no todos se manifiestan tan optimistas con estos resultados. Por ejemplo, además de los riesgos implícitos en cualquier experimento como la posibilidad de liberar mosquitos con deficiencias, la directora de la organización británica GeneWatc, Helen Wallace, calificó este experimento como un intento desesperado de apoyar la biotecnología británica y de recompensar a los inversores de capital de riesgo, y abogó para que los gobiernos de Reino Unido y Brasil no desvíen la mirada “ante los riesgos de esta tecnología”.

En cuanto a la vacuna, a diferencia de la primera opción, no existen detractores. Todo lo contrario, propios y extraños han celebrado que por primera vez una vacuna contra el dengue haya superado un estudio de eficacia en una etapa final.

Según explicó el presidente del laboratorio francés Sanofi Pasteur, Olivier Charmeil, este logro es el resultado de más de 20 años de trabajo, y se perfila como una esperanza real para las más de 200 millones de personas que se ven afectadas cada año por el dengue, de las cuales 20.000 fallecen a causa de sus complicaciones, según estimaciones de la OMS.

Mientras estos métodos son perfeccionados, es de esperar que en el país se sigan implementando campañas de prevención contra esta peligrosa enfermedad, cuya incidencia persiste debido a la falta de información y hábitos contraproducentes de la población, como la automedicación o la persistente negativa de asistir a centros de salud a la hora de combatir enfermedades patógenas y virales en el país. Y es que se pierde tiempo valiosísimo cuando se intenta mitigar los síntomas que provoca el dengue con remedios automedicados o caseros, toda vez que las personas infectadas se convierten en los principales propagadores de la enfermedad.

Por otra parte, hay pobladores que no terminan de comprender la importancia de eliminar los criaderos donde se reproducen éstos y otros mosquitos (llantas, latas, baldes, botellas vacías, macetas, etc.). Prácticas sencillas e imprescindibles para preservar la salud de las personas, pero que requieren de campañas educativas antes de ser aplicadas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia