Editorial

‘El desafío de Evo’

Bolivia podría convertirse en el epicentro del tráfico de drogas en la región

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:17 / 13 de noviembre de 2014

Una investigación del periodista británico Jeremy McDermott publicada recientemente alerta de que Bolivia podría convertirse en el epicentro del tráfico de drogas en la región, porque, según el estudio, el país tiene varios “atributos” que lo vuelven particularmente atractivo para los narcotraficantes, como su ubicación geográfica y la poca resistencia ante el crimen organizado.

Para la redacción del mencionado documento, titulado El desafío de Evo: Bolivia, el epicentro de la droga, McDermott (actual director de la organización InSight Crime con sede en Colombia, exoficial de la Armada británica, corresponsal de guerra durante más de 15 años e investigador de la revista Jane’s Intelligence Review especializada en tráfico de drogas y crimen organizado) entrevistó a varias autoridades de gobierno, policías, reos de Palmasola y a un traficante minorista de drogas, entre otros.

En cuanto a la posición geográfica, la investigación señala que Bolivia se encuentra en el epicentro del comercio de estupefacientes de Sudamérica, pues comparte una amplia frontera con el segundo mayor consumidor de drogas ilegales del mundo hoy en día: Brasil; además, limita con el principal productor de cocaína del mundo, Perú, y con el principal productor de marihuana de la región, Paraguay. A ello se debe añadir que el consumo de drogas se está incrementando significativamente en Argentina y que Bolivia produce su propia cocaína.

A esta “privilegiada” ubicación para el comercio de drogas se debe añadir, siempre según la misma fuente, que los recursos desplegados por el Estado boliviano para enfrentar el crimen organizado transnacional (COT) están resultando insuficientes. Prueba de ello sería el aumento de asesinatos relacionados con ajustes de cuentas, sobre todo en Santa Cruz, y la presencia de al menos tres redes criminales colombianas y dos brasileñas en el territorio nacional, de acuerdo con información proporcionada a McDermott por un oficial de la Policía.

Asimismo, para el investigador británico, la gran cantidad de cultivos de coca destinados a la producción de cocaína, la corrupción de la Policía, la apertura de las fronteras, el deficiente control migratorio, la cultura de informalidad e ilegalidad que impera en algunas comunidades que defienden el narcotráfico y el contrabando, y la falta de control del espacio aéreo con radares y del lavado de dinero hacen de Bolivia un potencial paraíso para el crimen organizado.

Habida cuenta de que el tráfico de drogas viene siempre acompañado de terribles males para la sociedad (asesinatos, violaciones, corrupción generalizada, crisis institucional y desestructuración del tejido social, tal como ocurre actualmente en México), las advertencias y el documento de McDermott ciertamente no deberían pasar inadvertidos por estos lados, especialmente entre las principales autoridades del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia