Editorial

Elecciones 2020

Se trata de un contrapeso desde las entidades territoriales autónomas al nivel central del Estado.

La Razón (Edición Impresa)

00:06 / 10 de abril de 2019

Pese a que todavía no se ha emitido la convocatoria para las elecciones generales de este año (se lo hará el 27 de mayo), ya se difunden declaraciones y noticias respecto a los comicios de 2020. Si bien falta mucho tiempo para esta disputa subnacional en las urnas, es evidente que los resultados de octubre incidirán en las candidaturas y estrategias venideras.

Las elecciones subnacionales son relevantes por el elevado número de autoridades y representantes que se eligen a nivel departamental (gobernadores y asambleístas) y municipal (alcaldes y concejales). Pero son importantes en especial porque definen lo que se conoce como “división vertical del poder”. No es poca cosa. Se trata de un contrapeso desde las entidades territoriales autónomas al nivel central del Estado. Así ocurrió en los comicios de 2010 y 2015 con relación al gobernante MAS-IPSP.

La proximidad entre las elecciones generales (20 de octubre) y las subnacionales (abril de 2020) plantea dificultades y retos para las organizaciones políticas, en especial las que postulan candidaturas a nivel nacional. Si ya es difícil definir listas para senadurías y diputaciones, lo es más conciliar cientos de candidaturas, en pleno proceso electoral, para gobernaciones y municipios. Se pone a prueba la presencia orgánica territorial, así como la proliferación y disputa de liderazgos locales.

En una reciente entrevista, el gobernador de Santa Cruz y jefe de la agrupación Demócratas, Rubén Costas, expuso algunos dilemas interesantes en torno a los comicios del próximo año. Asegura que no se repostulará a la Gobernación, pero que aún no ha definido su posible candidatura a la Alcaldía de la capital cruceña. Dice también que hoy deben concentrarse en tener una buena elección nacional. Tiene razón. En todo caso, el horizonte 2020 no deja de estar presente en el actual escenario político-electoral.

Hay otras precandidaturas, como la del diputado Rafael Quispe (recién adherido a la alianza Bolivia Dice No), que quiere la Gobernación paceña. O la de alcaldes en plan de reelección. Estos casos muestran la relación directa entre ambos comicios, por un lado, y los previsibles enroques de cargos, por otro. Quienes no entren en las listas de octubre pugnarán para ser candidatos en abril. Los partidos políticos deben gestionar los dos momentos, que implican lógicas, tácticas e incluso alianzas diferentes.

A diferencia de las elecciones generales, que son monopolio de los partidos, en los comicios subnacionales se registra una fuerte presencia de agrupaciones ciudadanas. Hay más de un centenar en el país. Con el reconocimiento de las organizaciones indígenas en la Ley de Organizaciones Políticas, es posible también que se incentive su presencia a nivel local. Falta un año para las elecciones de 2020, cierto, pero el extendido tablero electoral, con más actores, diferentes territorios, es el mismo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia