Editorial

Petróleo y gas

Los mercados de energía del mundo están entrando en un periodo de gran incertidumbre.

La Razón (Edición Impresa)

00:34 / 08 de diciembre de 2018

Hay consenso en que los mercados de energía del mundo están entrando en un periodo de gran incertidumbre. El precio del petróleo se ha vuelto muy volátil y la industria de los hidrocarburos está sufriendo una transformación estructural; lo cual complica la crucial tarea de pensar el futuro de las exportaciones gasíferas del país. 

Los expertos auguran un entorno energético altamente incierto en los próximos años. El auge de la industria estadounidense de petróleo de esquisto (shale oil) está desestabilizando los mercados de ese recurso natural. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OEP) ya no tiene el poder para regular por sí sola el mercado, y la rapidez en la que se explota el crudo no convencional incrementa la volatilidad de los precios, que en una jornada pueden subir rápidamente y al día siguiente caer estrepitosamente.  

Como si esto no fuera suficiente, las incertidumbres geopolíticas en varias zonas productoras de crudo y la falta de inversiones en los últimos cinco años hacen aún más azaroso predecir el futuro de este negocio. Está claro que por varios años será difícil contar con un valor estable de este recurso.

El mercado gasífero, crucial para la economía boliviana, también se ve afectado por los vaivenes del petróleo, pues su precio es utilizado como valor de referencia del gas en diferentes mercados. Por otro lado, el mercado regional del gas está cambiando rápidamente por el incremento de la producción en Argentina, la liberalización de la industria en Brasil, y el abaratamiento de las importaciones ultramarinas de este recurso.

Hasta hace poco los contratos de venta de gas eran relativamente estables, con una perspectiva de mediano plazo, realizados entre corporaciones estatales y con precios garantizados. Hoy en día se está transitando a un contexto de mayor competencia, de contratos de corto plazo, en los que los interlocutores se han diversificado, y en los que los precios pueden variar significativamente en poco tiempo.

Pese a esta situación compleja, hay también oportunidades, pues todas las previsiones indican que la matriz energética regional tendrá un componente gasífero cada vez más importante en los próximos años, toda vez que se trata de una fuente de energía menos contaminante que el petróleo o el carbón; debido al elevado ritmo de crecimiento del consumo de energía eléctrica, producida en buena medida con este recurso; y a la ampliación de los servicios energéticos entre las clases medias regionales.

Estos factores no están relacionados con preferencias o simpatías político-ideológicas, son el resultado de evoluciones de fondo en la manera de consumir y producir el gas en América Latina y el mundo. Cualquiera sea el signo del próximo Gobierno boliviano, este es un dato que sin duda no se podrá soslayar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia