Editorial

El examen de febrero

La oposición tiene el desafío de mostrar unidad más allá del proyecto de 2014

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:02 / 28 de octubre de 2015

El referéndum constitucional, previsto inicialmente para el 21 de febrero de 2016, se plantea también como un examen parcial para el sistema político actual. Por una parte, el presidente Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo (MAS) y, por otra, las oposiciones y sus líderes regionales que deben mostrar todas sus cartas, en favor del Sí o del No.    

El examen, que será asumido a instancias de una modificación parcial de la Constitución Política del Estado, no avalará la inmediata reelección de Evo Morales ni proyectará a escala nacional el liderazgo regional de las oposiciones, que por ahora gravitan en el Legislativo al cobijo de la alianza Unidad Demócrata (UD) o del minoritario Partido Demócrata Cristiano (PDC). Los resultados del venidero referéndum podrán tener muchas lecturas políticas, aunque es posible que reflejen la satisfacción o el rechazo de la población con respecto al actual modelo.

Para la oposición, la oportunidad del referéndum se presenta como un desafío para demostrar unidad y un proyecto alternativo/viable frente al que pudo desarrollar el MAS en el curso de los últimos diez años. Será propicia esta oportunidad para mostrar una alianza tejida sobre la base de principios, una visión de mundo y un proyecto de desarrollo, más allá del interés electoral —por cierto legítimo— con el que UD acudió a los comicios del pasado año, cuando el MAS ganó con el 61,36% de los votos válidos.

  Las oposiciones, cuya representación en la Asamblea Legislativa no llega a los dos tercios necesarios para controlar sus decisiones, han dado señales de rupturas y divisiones, aunque ayer, tras la visita de Vladimir Peña, el operador político del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) del gobernador cruceño, Rubén Costas, las tensiones parecen haber cedido en aras del referéndum, en un principio rechazado —hasta visceralmente— por actores de la alianza y del PDC.

  En calistenia permanente, el MAS ha comenzado a organizarse, a prepararse para la consulta. La idea será mostrar a la ciudadanía que la estabilidad social será clave para el desarrollo económico. Para ello, el partido gobernante enarbolará los logros de la última década y la propuesta de desarrollo de 2025, el año del bicentenario de Bolivia.

  Entre los aciertos que se adjudica el MAS aparece la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de declararse competente para tratar la demanda que Bolivia instaló contra Chile en busca de diálogo por una salida al mar con soberanía. La idea no es recomendable puesto que se trata de un tema que hace al Estado, sin distinción de facciones o colores políticos.

  Las claves para el examen de febrero ya están dadas. La campaña asoma con gran intensidad y se espera que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) responda en esa dimensión a este desafío.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia